Gastronomía

La cocina huertana de El Cenador de las Monjas

En la villa ducal de Pastrana, el establecimiento ofrece una cocina repleta de detalles

La cocina huertana de El Cenador de las Monjas

En Pastrana, la villa ducal de la Alcarria, se encuentra, escondido entre estrechas calles encaladas, el convento de San José, un edificio histórico del siglo XVI en cuyas dependencias se esconde una pequeña joya gastronómica, El Cenador de las Monjas. Un lugar especial, que regentan desde 2003 un matrimonio, Silvia Prieto, en cocina, y Manuel Cámara, al frente de la sala, que ocupa la antigua sala capitular del convento.

La cocina que aquí se sirve no tiene trampa ni artificios molestos, ya que juegan sobre todo con la materia prima local, principalmente con las verduras, que proceden del huerto familiar, además de abastecerse de agricultores locales. De esta manera, lo explica siempre Cámara en la mesa, contribuyen a mantener vivos los huertos de Pastrana, de tradición árabe, que aún conservan el antiguo sistema de riego y se ordenan alrededor de la vega del río Arlés.

La carta es sencilla y breve, tampoco hace falta mucho más: se comienza con un aperitivo, que puede ser un caldo de verduras o una acertada crema de sopa de ajo. El pisto de verduras, que acompañan de un sorbete de tomate, está bien ejecutado y sabe verdaderamente a huerto. Otros entrantes a destacar son las perdices escabechadas con lechugas y encurtidos y las láminas de bacalao con un buen salmorejo y olivada negra. De encargo, hay que pedirlas al hacer la reserva, unas crujientes migas de pastor al horno, con uvas, huevo frito y papada.

En el apartado de pescados encontramos tosta de sardinas con aceite de la Alcarria con escalivada de pimientos y berenjenas asados; caballa con mayonesa de azafrán, rape en salsa negra con pulpitos, bacalao con calabaza y carabinero y atún escabechado con miel y remolacha. En carnes ofrecen unas delicadas chuletillas de lechal al romero acompañadas de unas patatas meneás aderezadas con pimentón, una sabrosa carrillera de ternera en su salsa, en la que predomina el sabor a verduras; secreto ibérico con gachas de pastor, o solomillo con dados de pera y pimiento de piquillo.

En cuanto a los postres, sopa de aromáticas de la Alcarria con helado de romero o sabores de chocolate. La carta de vinos es demasiado breve, aunque apuestan por etiquetas locales. Deberían hacer un mayor esfuerzo en bodega para estar a la altura de la cocina y de su impecable servicio en sala. Tienen un menú por 40 euros. A la carta, 35 euros.

El Cenador de las Monjas: Tel: 949 370 101. Travesía de Inés, 1. Pastrana