Firmas de Bolsas

La inversión en Abengoa fuerza el cierre del bróker Eurodeal

Uno de los brókeres históricos de España ha echado el cierre. La sociedad de valores Eurodeal deja su actividad tras más de 37 años de vida

Torre de una planta solar de Abengoa.
Torre de una planta solar de Abengoa.

El bróker Eurodeal ha echado el cierre. La sociedad de valores ha comunicado a sus clientes el cese de su actividad, una circunstancia a la que se ha visto abocada por la reforma del mercado de valores y su inversión en Abengoa, de la que compró bonos por 1,5 millones.

Uno de los brókeres históricos de España ha echado el cierre. La sociedad de valores Eurodeal deja su actividad tras más de 37 años de vida. Nació en 1979 para intermediar en el mercado de divisas y en los últimos 24 ejercicios ha sido una empresa de servicios de inversión (agencia primero y sociedad de valores después).

La entidad se ha visto lastrada por la evolución de una de sus inversiones realizada en 2014, cuando se transformó en sociedad de valores y comenzó a operar por cuenta propia. Compró un paquete de bonos de Abengoa valorado en 1,55 millones de euros. Deuda que ha perdido el 95% de su valor desde que la compró, debido a la crisis que sufre el grupo de ingeniería desde el verano de 2015. Eurodeal explica en sus cuentas que la caída de la rentabilidad de los bonos gubernamentales de la zona euro impulsó que la sociedad se centrara en los bonos corporativos y tomara posiciones en Abengoa, Cajas Rurales Reunidas o German T-Bill.

En el caso de Abengoa, los bonos adquiridos por Eurodeal corresponden a una emisión de Abengoa Finance de 500 millones de euros colocada en 2014, que tenía un cupón anual del 6% y vencimiento en marzo de 2021. La crisis de Abengoa ha hecho que esa deuda valga prácticamente nada en la actualidad.

Eurodeal, propiedad de Carlos Rodríguez y su familia, comenzó a operar en la Bolsa española en 1991 como agencia de valores, aunque posteriormente se transformó en sociedad de valores. Según las cuentas depositadas en la CNMV, Eurodeal registró un resultado antes de impuestos de 2,02 millones de euros en 2014 y un beneficio neto atribuible de 1,77 millones. Cifra superior a los 1,44 millones del ejercicio anterior.

Julio César Hernández, exdirector general de Eurodeal y empleado de la casa en los últimos 17 años en distintos puestos de responsabilidad, explica a CincoDías que los resultados de 2013 y 2014 fueron “espectaculares” y asegura que el detonante del cese de la actividad de la compañía se debe al comportamiento registrado por la deuda cotizada de Abengoa.

La inversión se comió el colchón de reservas amasado por la sociedad de valores, que en 2014 tenía unos fondos propios de 5,8 millones de euros. Este importe se había desplomado hasta los 1,6 millones a cierre de 2015, según las estadísticas de la CNMV. Además, la sociedad registró unas pérdidas de 2,7 millones antes de impuestos el año pasado.

La sociedad también se ha visto afectada por la reforma del mercado de valores, que ha penalizado a las pequeñas firmas de intermediación de Bolsa por el incremento de los costes de liquidación, que han subido hasta un 200%. Los cambios en el sistema de compensación, liquidación y registró, que entraron en vigor a finales del mes de abril, suponen una amenaza para la supervivencia de cerca de 50 intermediarios, como ha sido el caso de Eurodeal.

El 99% de los clientes de Eurodeal eran institucionales y el número ha pasado desde los 300 a quedarse en los últimos tiempos a unos 15. El cese de su actividad también ha supuesto el despido de su plantilla, de unas 20 personas, que llegó a ser de 70 en los mejores momentos. El número de empresas de servicios de inversión (sociedades y agencias de valores, y gestoras de cartera) ha bajado desde las 110 de finales de 2007 a las actuales 80.