Breakingviews

Las estresantes pruebas de la Fed

Ahora que los bancos estadounidenses más grandes están cogiendo el truco a los exámenes anuales de la Reserva Federal, esta piensa cambiar las reglas del juego.

Janet Yellen, presidenta de la Fed.
Janet Yellen, presidenta de la Fed.

Los test de estrés a los bancos de la Reserva Federal están a punto de volverse más estresantes para los accionistas. Las mayores entidades estadounidenses están cogiendo el truco a los exámenes anuales y los reguladores están cambiando las reglas del juego sumando un recargo de capital a las pruebas futuras.

Los mayores bancos del país han necesitado varios años para pasar con elegancia las pruebas. Citigroup fracasó en 2013 y 2014, lo que llevó a su consejero delegado Michael Corbat a prometer que dimitiría si el banco no pasaba en 2015. La firma ha salido del atasco tras invertir 100 millones de dólares en mejorar sus procedimientos. Los exámenes de la Fed importantes para los propietarios de acciones, ya que determinan si una empresa puede pagar dividendos o recomprar acciones. También evalúan la capacidad de recuperación de los bancos.

Ahora el banco central quiere imponer normas más estrictas sobre los ocho mayores bancos de Estados Unidos –los que forman parte de la lista de entidades gigantes que se consideran de importancia sistémica a escala mundial–. Ellos ya están trabajando para contar con unos mayores colchones de capital que sus rivales de menor tamaño, con un margen adicional que se estima en un rango de entre el 1% y el 4,5% de sus activos ponderados por riesgo.

Estos requisitos de capital aumentados ahora sumarán ahora en los test de estrés, posiblemente a partir de 2018. El desafío de las entidades se agrava porque la Fed las mantiene alejadas de cómo funciona exactamente su análisis. Wall Street esperaba un respiro regulatorio ahora que la mayoría de las reformas de la ley Dodd-Frank de 2010 se han aplicado. El último giro en los test de estrés hará que bancos e inversores sigan jugando a las adivinanzas durante algún tiempo.