Política monetaria
Empresas, economía... ¿cómo les afectará una posible subida de tipos?

Empresas, economía... ¿cómo les afectará una posible subida de tipos?

La posible subida de tipos impulsaría a las exportadoras y golpearía a los países emergentes

El sentir de los inversores respecto a los mercados ha vuelto a dar un giro inesperado. Después de que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, hubiera asegurado tras la reunión del pasado 27 de abril que, aunque las condiciones del mercado laboral seguían fuertes, la actividad económica se había desacelerado, las dudas ante una posible subida del precio del dinero en EEUU quedaban disipadas. Sin embargo, el panorama volvió a cambiar este miércoles tras la publicación de las actas de dicha reunión. Los documentos de la institución estadounidense anticiparon una “probable” subida de tipos en junio, siempre y cuando los datos macroeconómicos del segundo trimestre del año sigan mostrando que la economía está creciendo.

Esta medida continúa inquietando a los inversores, que ven con incertidumbre y desde el otro lado del Atlántico cómo podría afectar dicha subida a las Bolsas europeas y a sus empresas.

  • Exportadoras

Si hay compañías que, con total unanimidad entre los analistas, saldrían beneficiadas de la subida del precio del dinero esas son las exportadoras europeas. “Si hay subidas de tipos, se producirá una apreciación en el dólar y será muy bueno para todas las empresas con exposición a EE UU porque van a tener una divisa más fuerte y tendrán mayor fuerza a la hora de consolidar sus cuentas, con lo cual sus resultados van a ser mejores”, apunta Rodrigo García, analista de XTB, quien añade que valores como Grifols, Viscofan o Iberdrola saldrían beneficiados.

En la misma línea, Javier Rillo, gestor de Ibercaja Gestión, asegura que para la economía europea “es una buena noticia tener el euro depreciado” puesto que las exportaciones del continente salen beneficiadas. No obstante, lo cierto es que la apreciación de la moneda estadounidense parece estar jugando en contra de las Bolsas europeas en los últimos días. Sin embargo, los expertos no dudan en que las empresas con exposición a América seguirán mejorando e impulsado al mercado del Viejo Continente. “Esto debería ser positivo para las exportadoras europeas porque una depreciación del euro les facilita las inversiones”, asegura Albert Enguix, analista de GVC Gaesco Gestión.

  • Otros mercados

En Estados Unidos, una subida de los tipos de interés, explican los analistas, debería ser percibida como positiva, al dar a entender que la economía del país es lo suficientemente fuerte como para aumentar el precio del dinero. “Por eso es muy importante cómo se haga la subida en términos de comunicación”, apunta José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup en España. La subida de tipos de interés presionaría a los mercados y restará competitividad a las exportadoras estadounidenses, por lo que, señala el experto, es vital que el mercado la tenga asimilada antes para que los inversores se fijen en lo positivo de que la economía se ha recuperado.

Aunque los expertos coinciden en que una subida de tipos en junio no va afectar de manera “notable” en la economía europea, sí aseguran que los países emergentes podrían ser los que más sufran las consecuencias de las nuevas medidas de la Reserva Federal. “Si sube el dólar vamos a tener una caída fuerte en el mercado de materias primas y esto va a perjudicar a los emergentes porque cae su principal fuente de negocio”, afirma el analista de XTB. Además, la deuda de estos países afectaría a su economía, ya que, con un dólar apreciado, tendrían más problemas para hacer frente a la misma. Todo ello, tendría implicaciones negativas en España, pues se verían afectadas las compañías cuyo negocio estuviera expuesto a estos países.

  • Banca

En EEUU, la banca celebraría con euforia una posible subida de tipos de interés, que aliviaría la situación de un sector que se está viendo fuertemente lastrado por el actual entorno del precio del dinero. Sin embargo, para el conjunto de las entidades europeas apenas tendría consecuencias. “Si se movieran los tipos en Europa sí afectaría a la banca, pero, como mínimo, hasta 2018 no se espera ningún movimiento, así que no debe afectar a este negocio en nuestro continente”, señala el gestor de Unicaja Gestión. Del mismo modo, Enguix explica que los sectores bancarios están expuestos “a la política monetaria de su área geográfica”, por lo que, si tuviera un impacto negativo, este provendría, en cierta medida, “de la parte de los ingresos por los movimientos de las divisas”.

  • Particulares

Lejos les pilla a los particulares la subida de los tipos de interés en Estados Unidos. Pese a que supone avanzar en el proceso de normalización de una de las economías más potentes del mundo, los expertos sostienen que los efectos sobre el ciudadano de a pie español serán muy reducidos. “El euríbor no se va a mover por una subida de tipos en EE UU porque el Banco Central Europeo no modificará al unísono su política monetaria”, sostiene Rillo.

Los únicos usuarios que se verían directamente afectados por la subida del precio del dinero en el gigante americano serían aquellos con una hipoteca multidivisa o referenciada en dólares. “El efecto colateral de la apreciación del dólar repercutirá en este tipo de hipotecas encareciéndolas, aunque se trata de algo menor”, explica el experto.