Es posible aumentar el vocabulario del navegador de Google
Cómo añadir palabras al autocorrector de Chrome

Cómo añadir palabras al autocorrector de Chrome

El autocorrector que tantos errores nos hace cometer en el móvil se hace mucho más útil cuando hablamos del que viene integrado en un navegador como el de Google Chrome. Con el evitamos que esos correos electrónicos tan serios que tenemos que enviar lleguen llenos de faltas de ortografía. Sin embargo, el problema llega cuando usamos nombres o términos realmente técnicos que no dejan de aparecer como faltas de ortografía.

Ampliando el vocabulario de Chrome

Como otros elementos del navegador Chrome, es posible ampliar su “vocabulario” añadiendo nuevas palabras, aunque en realidad o es tan sencillo como en otras plataformas como podría ser Office. Pese a todo, tampoco diremos que sea difícil y el proceso a segur es el siguiente.

Nos tenemos que pasar primero por el botón de ajustes del navegador – esas tres barras horizontales que hay al final de la barra de direcciones -. Ahí hay que entrar en el apartado de Configuración y una vez dentro, localizar el enlace que pone “Mostrar Configuración Avanzada”.

Con esto conseguimos ampliar las opciones que tenemos en pantalla y ahora hay que buscar la que indica “Idiomas”. En esta sección, de nuevo, hay que buscar otro enlace, el que dice “Administrar idiomas”. Esto nos abre una nueva ventana en la que ahora habrá que pasar por el enlace que pone “Diccionario ortográfico personalizado”, que debemos tener marcado como activo para que esté funcionando el autocorrector.

Cómo añadir palabras al autocorrector de Chrome

Ya por fin podemos añadir la palabra que nos interese al corrector de Chrome y así ir personalizando su vocabulario con nuevos vocablos que dejará de reconocer como palabras con alguna falta de ortografía.

Cómo añadir palabras al autocorrector de Chrome

Aumenta las funciones del autocorrector

Lo cierto es que el auto-corrector integrado de Chrome funciona bastante bien, pero no es todo lo completo que debería. Para aumentar sus posibilidades hay que echar mano de las siempre socorridas extensiones que nos permitirán cosas como, por ejemplo, corregir no sólo las faltas ortográficas sino también las gramaticales. Esto o hacemos a través de software como Grammarly for Chrome, que evitará que hagamos el ridículo con algún comentario desafortunado en cualquier red social o página web en el que demostremos que deberíamos dar un repaso al libro de Lengua.

Pero podemos ir más allá y si por casualidad no necesitamos que nos vayan corrigiendo sino saber si hay faltas de ortografía en una página web concreta, ya sea porque es nuestra o porque tenemos que revisarla, podemos usar Webpage Spell-Check, que nos vendrá muy bien para repasar las posibles meteduras de pata que hay en nuestro site.

Normas