Educación

La universidad catalana encabeza el ranking español

Según los datos del Ranking CYD 2016

Es una herramienta para valorar cada universidad en varios aspectos, no de forma general

Universidad Pompeu Fabra.
Universidad Pompeu Fabra.

Si los rankings universitarios han intentado hasta ahora valorar cada institución docente a través de unos parámetros comunes, los últimos estudios han ido más allá. Medir qué universidad española es la mejor presenta una dificultad: ¿la mejor en qué aspectos? Algunas son mejores en enseñanza y aprendizaje, pero otras quizá encabecen la lista en la orientación y visión internacional, en la investigación o en la contribución al desarrollo de la región en la que operan. La premisa, por lo tanto, es clara. No hay ninguna variable que permita establecer un ranking totalmente justo.

Por eso, el último ranking de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (Fundación CYD), ha cambiado su modus operandi respecto a las últimas ediciones y ha estudiado cada universidad española diferenciando entre un total de 66 indicadores independientes: 32 institucionales y 34 por ámbito de conocimiento, tales como la enseñanza y el aprendizaje, la cualificación del profesorado, la movilidad internacional de sus estudiantes, las tesis doctorales o los ingresos regionales. El estudio, además, ha puntuado cada uno de esos indicadores con tres valoraciones: un rendimiento elevado, un rendimiento intermedio y un rendimiento reducido.

Con todos estos datos sobre la mesa, las universidades que salen mejor paradas son las catalanas, una tendencia que se mantiene en los últimos estudios realizados. Cinco campus catalanes están entre los 15 mejores en términos generales del Ranking CYD de 2016. Y de esos cinco, tres encabezan la lista, con la Pompeu Fabra con 22 indicadores de rendimiento elevado y la Autónoma de Barcelona y la Universidad de Barcelona con 21 indicadores respectivamente. La Universidad Autónoma de Madrid ocupa el cuarto puesto, también con 21 indicadores de alto rendimiento, seguida por la Universidad de Navarra, que cierra el top cinco con 18 indicadores. A estas las siguen la Universidad Carlos III, la Politécnica de Catalunya, la Politécnica de Valencia, la Universidad Santiago de Compostela y la Universidad Pontifica Comillas. Otras, como la Politécnica de Madrid o la Universidad Complutense de Madrid se encuentran en la mitad de la tabla, con 13 y 11 indicadores respectivamente.

La clasificación CYD varía, eso sí, si se analizan los mejores resultados por cada una de las áreas de interés. Por eso este ranking pretende, no ser una clasificación de mejor a peor, sino una herramienta que los diferentes grupos de interés (alumnos, empresas, instituciones y las propias universidades) tengan en cuenta tanto a la hora de elegir centro educativo, como en el momento de querer diferenciarse.

En enseñanza y aprendizaje, las tres primeras son la Autónoma de Madrid, Navarra y Cantabria, mientras que en transferencia de conocimiento el top tres lo componen la Carlos III de Madrid, la Universidad de Navarra y la Universidad Ramon Llull. En otras categorías, como la contribución al desarrollo regional, la Carlos III ocupa de nuevo el primer puesto, seguida de la Politécnica de Catalunya y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. "Por eso, dependiendo del interés que tenga cada estudiante a la hora de elegir carrera, podrá utilizar esta herramienta para ver qué centro se ajusta más a sus objetivos", señala Martí Parellada, catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona y responsable principal de este ranking. Lo mismo le ocurre a las propias universidades, "ya que a lo mejor a una lo que le interesa es tener más repercusión e importancia a nivel internacional, y no tanto el número de tesis publicadas".

  • Indicadores

Pompeu Fabra. Encabeza el ranking general con 22 indicadores de rendimiento elevado. Ejemplifica muy bien la idea de que ninguna universidad es buena en todo, ya que este centro está en el top 10 de todas las categorías, salvo en la de la contribución al desarrollo regional, donde se sitúa en la mitad baja de la tabla.

Universidad Complutense de Madrid. En la clasificación general ocupa el puesto 22, con 11 indicadores altos. En categorías como la enseñanza y el aprendizaje, se encuentra en la posición 42, con tan solo dos de estos indicadores. Sin embargo, en el apartado de orientación internacional, asciende puestos, llegando al octavo lugar.

Universidad de Santiago de Compostela. Es otro de los casos curiosos, ya que se encuentra en los primeros puestos en términos de enseñanza, investigación y orientación internacional, pero en los últimos en la transferencia de conocimiento.