Profesiones de futuro

El ‘big data’ asalta el mercado laboral

Los directores de recursos humanos apuestan fuerte por las profesiones técnicas

Posiciones y competencias más buscados en el mercado laboral de España Ampliar foto

Del big data se suele hablar en clave de futuro. Uno de los informes más citados de cuantos se presentaron en el mes de enero en el Foro Económico Mundial de Davos, por ejemplo, señala que la llamada cuarta revolución industrial implicará la destrucción de unos siete millones de empleos en todo el mundo hasta 2020, aunque se crearán otros 2,1 millones de nuevas posiciones, la mayoría relacionadas con capacidades inéditas. Informáticos, ingenieros y matemáticos serán especialmente solicitados gracias a su capacidad de análisis de la ingente (y creciente) cantidad de datos que circula por internet.

Demostrar compromiso mejor que liderazgo

El 50% de la fuerza laboral estará integrada por la generación de los millennials en 2020. “Hay que atraerles, desarrollar proyectos cortos que les estimulen para que el tiempo que estén en nuestras organizaciones den lo mejor de sí”, apuntó Loles Sala, directora de Human Age Institute, durante la presentación del informe EPyCE 2015 sobre las competencias y perfiles más demandados. Ese argumento da por sentado que los millennial ni se plantean trabajar toda su vida en una misma empresa.

Por eso el compromiso con la organización es, por segundo año, la competencia más valorada en los candidatos por parte de los responsables de recursos humanos consultados para elaborar el estudio.

Resulta llamativo también que la inteligencia emocional ha escalado hasta la segunda posición, mientras que el liderazgo ha caído de la segunda a la cuarta plaza. ¿Qué aptitud incluirían los encuestados a esta lista? La respuesta más frecuente fue la alegría.

Esa tendencia está pasando del plano teórico al real en lo tocante al mercado laboral español. Así lo demuestran, al menos, los datos recogidos por el informe EPyCE 2015, elaborado por la escuela de negocios EAE, en colaboración con la Asociación Española de Directivos de Recursos Humanos (AEDRH), CEOE y Human Age Institute, una fundación impulsada por Manpower Group.

El estudio revela que la de analista de datos es la posición más demandada por los 312 responsables de recursos humanos, en su mayoría de compañías de más de 250 y más de 500 empleados, consultados para elaborar el trabajo. Asimismo, se trata del segundo perfil más complicado de encontrar en la actualidad, y según prevén ellos mismos, será la que más se cotizará durante los próximos tres años.

Lo llamativo es que el especialista en big data ocupaba el año pasado el puesto número 15 en la lista de los más buscados, por detrás de varios puestos de corte comercial, que suelen liderar estos rankings, o de profesiones como especialista en marketing digital (ocupaba la cuarta posición y este año figura en la número 14).

Lo mismo ocurre con los ingenieros informáticos. Si en 2014 ese perfil se situaba en el puesto 30 en cuanto a demanda se refiere, la oleada de este año (basada en preguntas realizadas en 2015) lo coloca en la sexta posición. Los comerciales digitales, por su parte, han experimentado también un auge importante, pasando del puesto 21 al séptimo en las prioridades de los responsables de recursos humanos consultados.

El ‘big data’ asalta el mercado laboral
Thinkstock

  • Cambio de tendencia

El hecho de que los perfiles técnicos empiecen a disputarse el liderazgo de la escala de prioridades de las empresas con los comerciales señala un cambio de tendencia. Durante los años de crisis, en los que caen las ventas, muchas compañías centran sus contrataciones en personal que contribuya a impulsar los ingresos. La apuesta por perfiles más técnicos se puede leer como un abandono de las estrategias cortoplacistas.

“Quienes nos dedicamos a los recursos humanos nos estamos encontrando con cuatro grandes tendencias”, apuntó ayer la directora de Human Age Institute, Loles Sala. “Los clientes cada vez nos piden cosas más sofisticadas; hay un desajuste de talento, ya que algunas competencias son escasas entre el personal y otras ya no sirven; los perfiles tecnológicos ganan peso y los candidatos quieren elegir dónde, cómo y cuándo trabajan”, explicó. Tres de cada diez compañías, asegura Sala, tiene problemas para encontrar los perfiles que buscan.

El estudio EPyCE 2015, según dijo Juan Carlos Pérez, vicepresidente de AEDRH, pretende ser una guía para que los estudiantes elijan con criterio una profesión de futuro. Y para que las universidades tomen nota de los cambios del mercado laboral.