Mercado de materias primas

Ya hay fecha para el fin del petróleo barato: la segunda mitad del año

El ocaso del oro negro barato
El ocaso del oro negro barato

La era del petróleo barato llega a su fin tras prácticamente dos años en los que el crudo llegó a desplomarse desde los 115 dólares por barril a los 27,88 en los que tocó suelo el pasado 20 de enero. Ahora, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) cree que lo peor ha pasado y que la saturación, el principal mal que ha hecho sangrar al mercado, estaría muy cerca de llegar a su fin a lo largo de la segunda mitad del año en curso.

Concretamente, según las estimaciones realizadas por el organismo internacional, la sobreoferta de petróleo descenderá en ese periodo hasta los 200.000 barriles diarios desde los más de 1,5 millones que se registran en la actualidad diariamente. El gran perjudicado, explica en su informe la AIE, será Estados Unidos, cuyo fracking, de altos costes, se resiente ante los precios por debajo de 50-60 dólares.

Estados Unidos reducirá su producción en 530.000 barriles diarios

Desde que emitiera su informe en febrero, la AIE ha considerado inevitable un desenlace en esta guerra de precios a favor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Según sus estimaciones, la producción de los países ajenos al cártel sufrirá su mayor caída desde 1992. Así, los países no miembros de la OPEP reducirán su suministro en alrededor de 750.000 barriles diarios de los que los recortes en la producción estadounidense supondrán alrededor de 530.000 barriles diarios, es decir, más de un 70% del total de reducción previsto por la agencia.

"El fracking estadounidense ha demostrado ser más resistente a los bajos precios y el descenso de plataformas petrolíferas en activo de lo inicialmente esperado", sostiene la AIE que, eso sí señala que "en cualquier caso, existe evidencia suficiente como para probar que los descensos en los niveles de producción están acelerando".

Y es que castigar la producción estadounidense ha sido siempre el objetivo de la OPEP que, con el petróleo por las nubes, decidió saturar el mercado para desplomar su precio y expulsar a los agentes menos eficientes. Ahora, con la guerra prácticamente sentenciada y una mayor cuota de mercado en su poder, el cártel se reúne en Doha (domingo 17) con la intención de alcanzar un acuerdo con Rusia para estabilizar el mercado.