Mercados de materias primas

¿Qué ocurre con el precio del petróleo? Cinco pistas sobre los vaivenes del crudo

¿Qué ocurre con el precio del petróleo? Cinco pistas sobre los vaivenes del crudo

Se acerca el día D en el mercado de crudo: Rusia y los estados miembros de la OPEP celebran este fin de semana la esperada reunión en Doha. El barril de Brent se deja hoy en torno al 1% tras ganar ayer un 4%. Se sitúa en el nivel de 44 dólares. ¿Qué está pasando en los mercados? Aquí van algunas claves:

1. ¿Por qué las últimas sacudidas del petróleo?

En tres días (entre el viernes y el martes), el precio del crudo subió desde 39 dólares hasta superar los 44 dólares. Las ganancias se aceleraron después de que el martes a última hora, la agencia de noticias rusa Interfax, citando a fuentes diplomáticas, informara de un acuerdo entre Moscú y Riad para congelar los niveles de producción y poner coto al exceso de oferta de inunda el mercado.

Sin embargo, esta mañana llegó el jarro de agua fría: el ministro saudí de petróleo, Ali al-Naimi, ha señalado en el diario oficial al-Hayat que el mercado "debe olvidarse" de un posible recorte de la producción. "Ha habido mucha especulación, pero es todo arena", ha señalado.

Por si fuera poco, el ministro iraní de petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, ha aclarado que aún no h tomado la decisión de acudir o no a la reunión de Doha, según ha señalado fuentes oficiales a Bloomberg.

2. ¿Cuál es la clave para llegar a un pacto?

Se trata de un juego de negociaciones, tiras y afloja, en el que Irán está en el centro de las especulaciones. Irán ya ha anunciado que no tiene intención de reducir la producción. Pero la gran novedad del supuesto pacto sería que Arabia Saudí se muestre dispuesto a negociar con independencia de la actitud que mantenga Irán, su principal rival.

El supuesto acuerdo, de hecho, era algo que ya venía descontando el mercado desde la reunión que ambos países mantuvieron el 16 de febrero. El problema es que lo discutido en aquella cita quedaba supeditado a que el resto de integrantes del cártel del crudo aceptasen mantener estables sus niveles de producción. Así, lo pactado hace dos meses quedó completamente invalidado ante la negativa de Irán de frenar su producción. Y es que después de años al margen de los mercados internacionales, el país persa no quería dejar escapar la ocasión de recuperar su cuota de mercado tras concluir las sanciones a sus exportaciones impuestas por su programa nuclear.

3. ¿Por qué ha seguido el petróleo una tendencia alcista en los últimos meses?

La escalada registrada por el crudo viene a confirmar la tendencia que impera en el mercado desde que se fijara la reunión que tendrá lugar este fin de semana en Doha. Es decir, desde el 16 de marzo, crudo se revaloriza cerca de un 11%.Este ascenso resulta mucho más espectacular desde los mínimos anuales registrados el 20 de enero cuando barril de Brent cayó por debajo de los 28 dólares. Desde entonces, el crudo se anota más de un 60%.

El motor que sirvió de impulso para que el crudo abandonara los mínimos de 2003 fue, precisamente, los rumores sobre un acercamiento entre Arabia Saudí y Rusia. De hecho, cada vez que el Brent perforaba los 30 dólares por barril, surgían nuevas informaciones sobre un acuerdo entre los estados miembros de la OPEP y otras potencias petrolíferas para congelar la producción.

4. ¿Por qué se decidió en 2014 aumentar la producción?

El supuesto nuevo acuerdo entre Rusia y la OPEP vendría a contravenir la actitud mantenida por el cártel desde mediados de 2014 cuando los países que lo integran decidieron aumentar sus niveles de producción con el objetivo de desplomar los precios y expulsar a los productores menos eficientes. Es decir, su objetivo era que EE UU y Canadá pusieran freno a su independencia energética pues los bajos precio del oro negro no hacían rentables las extracciones a través de fracking.

5. ¿Cómo afectan a la Bolsa los últimos vaivenes? ¿Por qué la correlación?

Las subidas que encadena el crudo desde mediados de enero no han estado exentas de correcciones. A cada caída del oro negro, las Bolsas, con la que mantenían una fuerte correlación, se anotaban nuevos descensos. De la misma forma, cuando el petróleo subía, la renta variable hacía lo propio.

Desde principios de año, la correlación se ha acentuado. El miedo entre los inversores a una desaceleración de las economías mundiales provocada por el intenso descenso del precio del petróleo es la explicación, así como la incertidumbre que genera que, uno de los valores refugio por excelencia, se haya visto sumido en la más intensa volatilidad. Además, los países productores sufren déficit en sus presupuestos y pierden dinero con el oro negro a estos precios, por lo que se ven obligados a retirar sus fondos soberanos con ventas obligadas que profundizan en las caídas bursátiles. Por último, existe temor en el sector financiero, que ha proporcionado financiación a empresas petroleras, especialmente de fracking, que no son rentables con el crudo en esta cotización.