El dólar tiene una gran influencia en el rey de las materias primas

La Fed frena la sangría del petróleo y le da un respiro

Plataforma de extracción de petróleo
Plataforma de extracción de petróleo

Tras cuatro sesiones consecutivas de pérdidas, y con los expertos señalando que el rally del petróleo ha llegado a su fin, la presidenta de la Fed, Janet Yellen concedió un respiro al crudo con sus declaraciones el martes que descartaron nuevas subidas de los tipos de interés en el corto plazo.

El barril de Brent, referencia en Europa, se anota una ligera subida desde entonces, pero, al menos, ha logrado cortar la sangría que le llevó a caer desde los casi 42 dólares que marcaba hace apenas una semana a los 38 que llegó a registrar. Por su parte, la modalidad West Texas, referencia en Estados Unidos y más propenso a la volatilidad, sube un 0,20% desde que hablara Yellen, hasta los 38,30 dólares por barril.

La Fed frena la sangría del petróleo y le da un respiro

Aunque la política monetaria no tiene un efecto directo sobre el oro negro, la depreciación del dólar, divisa en la que cotiza, genera un inmediato efecto al alza en su precio como el experimentado en la sesión de ayer. En este sentido, el equipo de analistas de Morgan Stanley sostiene que, cuando el precio del petróleo podría subir entre un 15% y un 20% solo con que la moneda estadounidense se depreciase un 5%.

Pese a todo, los fundamentales que guían la cotización del petróleo siguen sin ser positivos. La saturación del mercado, principal responsable del bajo precio actual, se acentúa cada vez más y ya presenta una brecha entre oferta y demanda de alrededor de dos millones de barriles diarios, según la Agencia Internacional de la Energía. En este sentido, varios expertos prevén que, a lo largo del mes de abril, se supere el récord de prácticamente 90 años de los inventarios estadounidenses fijado en 545.2 millones de barriles. 

Con este escenario, los pronósticos más pesimistas, como el de Kevin Norrish, analista de Barclays, sitúan el precio del oro negro de vuelta a la zona de los 30 dólares. En apenas dos meses, el petróleo se ha revalorizado más de un 40%, aunque todo parece indicar que su precio está lejos de haberse estabilizado.