Mantiene sin cambios la política monetaria

La Fed limita a dos las subidas de tipos este año

La presidente de la Reserva Federal, Janet Yellen. EFEArchivo
La presidente de la Reserva Federal, Janet Yellen. EFE/Archivo EFE

Sin sorpresas. La Reserva Federal ha cumplido con el guión previsto y tras dos días de reunión del Comité de Mercado Abierto (FOMC) ha decidido mantener sin cambios su política monetaria. Después de que en diciembre el banco central de EE UU decidiera subir los tipos, en esta ocasión prefiere seguir apostando por la cautela y mantiene su rango de tipos entre el 0,25% y el 0,5%. 

La decisión de no subir el precio del dinero se saldó con nueve votos a favor y uno en contra. Esther George, de la Reserva Federal de Kansas City, abogaba por un nuevo repunte de las tasas. 

La Reserva Federal ha aprovechado la oportunidad para lanzar un aviso a navegantes al señalar que el crecimiento económico de EE UU y la mejora del mercado de trabajo conceden margen para proseguir con el endurecimiento de la política monetaria. La institución tiene previsto efectuar al menos dos subida de tipos a lo largo de este año, dos menos que las anunciadas diciembre, momento en el que Yellen puso fin a siete años de tipos a cero. La probabilidad de un nuevo alza es superior al 50% a partir de septiembre según indican los futuros. Un día antes, las estimaciones adelantaban el repunte a junio.

No obstante, lo más fiable es atender a las declaraciones efectuadas por la presidenta de la Fed ha apuntó a abril como el mes para efectuar la próxima alza. 

El FOMC resaltó en su comunicado que la economía estadounidense ha crecido "a un ritmo moderado pese a los acontecimientos en los últimos meses" y destacó que la política monetaria "continúa siendo acomodaticia". Eso sí considera que siguen existiendo riesgos que suponen una amenaza para la economía. “La inflación continuará baja a corto plazo, en parte por la caída de los precios de la energía”, ha afirmado.

Como ya hiciera la semana pasada el Banco Central Europeo (BCE), la Fed ha actualizado sus previsiones para los próximos meses. Respecto al crecimiento, el organismo que preside Janet Yellen augura una expansión económica del 2,2% frente al 2,4% previsto inicialmente. En 2017 el PIB aumentará un 2,1% y en 2018, un 2%. Asimismo, los miembros de la Fed también rebajaron su previsión de inflación al 1,2%, cuatro décima menos que lo calculado en diciembre, aunque la mantiene en el 1,9% para el próximo año y en el 2% para 2018. Por su parte, estima que la tasa de desempleo baje al 4,7% en 2016 y al 4,6%, para el próximo ejercicio. Ya en febrero la tasa de paro registró su dato más bajo en ocho años al caer al 4,9%.

Minutos después durante la comparecencia, Yellen ha precisado que el recorte de las previsiones se debe a la debilidad de Europa y Japón, así como del resto de países emergentes, haciendo una especial incidencia en la ralentización de China. “Son unas previsiones levemente menores, no se trata de una reducción dramática”, ha afirmado. 

“Nuestra proyección para el crecimiento global es ligeramente menor”, ha reconocido Yellen, aunque ha resaltado que no es “dramáticamente menor”.

Nada más conocerse la noticia, los inversores se decantaron por las compras. A media sesión Wall Street se anotaba un 0,5%, subidas que mantuvo al cierre de la sesión. Por contra el dólar perdió fuelle. La divisa europea se cambia a 1,12 billetes verdes.