VW llama a revisión a 177.000 Passat

EE UU concede un mes más a VW para solucionar el 'dieselgate'

Vista de un Volkswagen Passat.
Vista de un Volkswagen Passat. EFE

Un juez de la ciudad estadounidense de San Francisco amplió el jueves hasta el próximo 21 de abril el plazo que concede a Volkswagen para que aporte soluciones al trucaje de sus motores diesel en Estados Unidos.

El juez Charles Breyer había dado hasta hoy de plazo a Volkswagen para que presentase alguna solución al trucaje que afecta a cerca de 600.000 vehículos en Estados Unidos dotados con motores diesel de 2 litros.

En una vista celebrada en San Francisco, el fabricante alemán y el Departamento de Justicia revelaron al juez Breyer que mantienen intensas negociaciones para llegar a un acuerdo con el que solucionar el problema, según informaron medios de comunicación locales.

Durante la vista, el juez Breyer reconoció que VW y las autoridades estadounidenses han avanzado en sus negociaciones, por lo que aceptó prorroga un mes el plazo que él estableció al fabricante alemán de automóviles para concretar una solución al escándalo generado.

En caso de que el próximo 21 de abril VW no comunique al juez una solución al trucaje de los motores diesel, el juez Breyer podría comenzar los procedimientos para iniciar un juicio sobre el caso a mediados de año.

Por otro lado, el consorcio alemán Volkswagen ha llamado a revisión 177.000 vehículos de su modelo Passat debido a fallos electrónicos que pueden hacer que el motor deje de funcionar. Así lo informaron fuentes de gigante automovilístico que indicaron que solo se han visto afectados los modelos Passat europeos fabricados en 2014 y 2015 y no la versión estadounidense del coche.

La llamada a revisión es un nuevo revés para Volkswagen, que está lidiando con procesos legales en todo el mundo después de falsear las pruebas de emisiones contaminantes de sus motores diésel en Estados Unidos.

La llamada a revisión de los modelos Passat no está relacionada con el escándalo de las emisiones contaminantes que también implicará una oleada de llamadas a revisión que debía ocurrir este mes, aunque de momento se ha aplazado.

Esta oleada de llamadas a revisión afectará en Alemania a 160.000 Passat y a cerca de 90.000 vehículos de Audi y Skoda a la espera de que las autoridades den el visto bueno.