El índice PMI bajó a 54,1

La actividad comercial ralentiza su crecimiento por tercer mes

La actividad comercial del sector servicios español ralentizó su crecimiento por tercer mes consecutivo, según el índice PMI elaborado por Markit, que afirma que hay indicios de que la incertidumbre política ha atenuado la demanda y ha conllevado ritmos más débiles de expansión.

El índice de actividad comercial, ajustado estacionalmente, se situó en 54,1 puntos en febrero, frente a los 54,6 puntos de enero.

Un índice situado por encima del nivel 50 indica una expansión, mientras que por debajo significa una contracción.

La actividad ha aumentado ininterrumpidamente desde noviembre de 2013, si bien el ritmo de crecimiento se ralentizó en febrero por tercer mes consecutivo y fue el más débil desde noviembre de 2014.

Asimismo, el ritmo de expansión de los nuevos pedidos se debilitó en febrero, ya que el último incremento fue el más leve en quince meses.

Según Markit, la incertidumbre política también fue uno de los factores responsables de la primera reducción de los pedidos pendientes de realización en cuatro meses.

En cambio, las empresas de servicios siguieron aumentando el empleo durante febrero, y a un ritmo sólido, debido al desarrollo de nuevos proyectos.

Además, el estancamiento político en España también tuvo un impacto negativo en la confianza entre las empresas de servicios en febrero, ya que aunque estas se mostraron optimistas sobre las perspectivas de crecimiento de la actividad, la confianza cayó a su mínima de seis meses.