El sector logra 168 millones de beneficio en 2015

La banca andorrana gana un 8% menos el año del escándalo de BPA

L os cuatro grandes bancos andorranos gestionaron 44.982 millones en 2015, un 2,3% más

Su beneficio cedió un 8% por la caída de tipos y el escándalo de blanqueo en BPA

Imagen de un cajero de BPA, en Andorra.
Imagen de un cajero de BPA, en Andorra.

Las entidades bancarias andorranas (AndBank, Mora Banc Grup, Grup Crèdit Andorrà y Banc Sabadell d'Andorra) han cerrado el ejercicio 2015 con un beneficio neto atribuido de 168 millones de euros, lo que supone un descenso del 8% respecto al año anterior, y un total de 44.982 millones de euros de recursos gestionados, un 2,3% más, ha informado la Asociación de Bancos Andorranos (Aba) este lunes en un comunicado.

La asociación ha señalado que el descenso en las ganancias está influido por los bajos tipos de interés en el marco de la Unión Europea, que presiona a la baja el margen financiero, y por los costes crecientes derivados de la expansión internacional y de la adaptación al nuevo marco normativo del sector bancario europeo.

A pesar de esto, ha destacado que la banca andorrana cerró el ejercicio pasado con un ROE --el rendimiento que obtienen los accionistas de los fondos invertidos en la sociedad-- del 10,91%, por encima del ROE de la banca española --estimada entre el 5,2% y el 5,5% el 2015, según Standard & Poor's-- y de la media de la banca europea --situada al 8%, según la misma agencia de calificación--.

En relación a los recursos gestionados, los grupos bancarios de Andorra han registrado un incremento del 2,3%, alcanzando un volumen agregado de 44.982 millones de euros, cifra que supera en 1.017 millones los recursos que gestionaban los mismos bancos un año antes.

Los depósitos registraron un crecimiento incluso mayor que los recursos fuera de balance y se situaron en 11.178 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 3,5% respecto a la cifra de 10.799 millones alcanzada en 2014.

La asociación ha destacado que el aumento de los recursos gestionados, tanto dentro como fuera de balance, demuestra la “solidez y el nivel de confianza” que los clientes de la banca andorrana tienen en las entidades, en un año marcado por el proceso de intervención y resolución de la Banca Privada de Andorra (BPA).

Durante el año pasado, la banca andorrana aumentó su actividad crediticia, lo que ha contribuido a la recuperación de la economía del Principado iniciada en el segundo semestre de 2014; la inversión crediticia agregada ha sido de 6.408 millones de euros, con un aumento de 1,1% respecto al ejercicio anterior.

El volumen más grande de recursos gestionados y el incremento de actividad crediticia ha tenido efectos positivos sobre los márgenes de la banca andorrana y el margen ordinario de las cuatro entidades subió un 5,7% respecto al año anterior.

Durante el ejercicio 2015, la banca andorrana ha reforzado los balances y ha mejorado la solvencia, con una ratio del 21,85%, una cifra que supera en 110 puntos básicos la ratio del año pasado, que se situó en un 20,75%, y duplica las exigencias de la normativa bancaria andorrana, que fija este coeficiente en un mínimo del 10%.

La banca andorrana también ha aumentado la ratio de liquidez agregada hasta el 71,17%, más de 300 puntos básicos sobre la de 2014, cuando llegó al 68,11%.