El sensor de huellas dactilares no garantiza la seguridad de tu móvil

El sensor de huellas dactilares no garantiza la seguridad de tu móvil

En el año 2013, la firma de Cupertino -Apple- presentaba el iPhone 5s abriendo la veda para que, posteriormente, la mayoría de fabricantes de teléfonos inteligentes se sumasen a introducir el sensor de huellas dactilar como pieza clave en sus teléfonos inteligentes. Y junto a esta, un sistema de seguridad donde iOS, su sistema operativo móvil, es protagonista a la hora de garantizar el máximo nivel de seguridad. Y el punto clave en este sentido es que iOS es un sistema operativo de código 'cerrado', luego difícilmente 'manipulable', en los términos más sencillos.

Como adelantábamos, posteriormente otros fabricantes también lanzaron sus dispositivos móviles con sensor de huellas dactilares, y todos ellos en la gama alta hasta hace apenas unos meses, además de manteniendo en común otro factor: el sistema operativo móvil Android. Éste, a diferencia de iOS, en un sistema operativo de código abierto y basado en el kernel de Linux, lo que hace más fácil 'trastear' con su código.

El problema de Android es que cuenta con el llamado 'menu recovery', que como su traducción indica es un 'menú de recuperación' al que se puede acceder, con el móvil apagado, presionando una combinación de los botones físicos. Desde este se pueden ejecutar comandos en la consola (ADB) del sistema desde el ordenador, y entre algunas otras posibilidades está lo que, en este campo, los expertos denominan 'wipe'. No es más que un formateo de particiones concretas del sistema de ficheros de Android, y el problema es que permite pasar por alto el sensor para huella dactilar.

En los iPhone, Apple sincroniza la seguridad de su huella dactilar con iCloud, y la activación de un terminal requiere la utilización de la misma 'cuenta origen', lo que impide su desbloqueo por parte de alguien que no sea el propietario, o simplemente no tenga sus credenciales. en Android, sin embargo, un equipo bloqueado con la huella dactilar es casi improbable que deje al descubierto los datos del usuario, pero sí puede ceder a la intención de formatear todo el equipo y usarlo 'restaurado de fábrica'. Este es el problema, que un iPhone 'bloqueado' no es más que un pisapapeles con contraseña, pero en un Android no hay garantías a este nivel.

Normas