La Fiscalía acusa 66 ex altos cargos por apropiación indebida

El fiscal pide cuatro años de cárcel para Rato por las tarjetas ‘black’ de Bankia

La Fiscalía pide penas de cárcel, en distinto grado, para varias decenas de exconsejeros

Están implicados exaltos cargos del PP, PSOE, IU, la patronal CEOE y los sindicatos

El Estado pide tres años de cárcel para Rato

El juicio sobre las tarjetas black cada vez está más cerca. La Fiscalía ha solicitado hoy cuatro años de cárcel, para el expresidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, y seis años de prisión para su predecesor en el cargo Miguel Blesa por el uso y la gestión de las polémicas tarjetas opacas de la caja. Rato también ocupó el cargo de presidente de Bankia (tras la fusión de siete cajas), donde perpetuó la utilización de las tarjetas.

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado hoy ante la Audiencia Nacional el escrito de acusación correspondiente a la pieza separada de las tarjetas de crédito opacas de la entidad bancaria Caja Madrid. En su escrito, la Fiscalía acusa a diversos consejeros y directivos de la entidad del delito de de apropiación indebida por el uso continuado de las tarjetas de crédito para gastos de libre disposición.

La Fiscalía acusa a un total de 66 personas de un delito continuado de apropiación indebida. Para el que fuera presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, solicita seis años de prisión y una indemnización de 9.344.808 euros, cantidad dispuesta entre enero de 2003 y enero de 2010 por los usuarios de las tarjetas cuya emisión autorizó.

Para Rodrigo Rato, presidente de Bankia, el fiscal solicita 4 años y seis meses y una indemnización de 2.694.850 euros por las cantidades dispuestas entre febrero de 2010 y mayo de 2012 por los usuarios de las tarjetas cuya emisión autorizó.

La Fiscalía aplica la atenuante de reparación del daño a 11 usuarios de las tarjetas.

La petición de cárcel para los dos expresidentes va acompañada de una petición de inhabillitación especial para el derecho de sufragio pasivo y para el ejercicio de la actividad bancaria durante el tiempo de la condena.

Para otros 20 acusados que fueron consejero de Caja Madrid, entre los que destaca el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, el exdirigente de Izquierda Unida José Antonio Moral Santín y varios exaltos cargos y alcaldes el Partido Popular como Ricardo Romero de Tejada o Estanislao Rodríguez Ponga, la fiscal solicita cuatro años de prisión. Y para otros 20 consejeros pide 2 años de prisión, al haber estado en el cargo menos tiempo.

  • Un sistema retributivo "sin amparo legal"

El escrito de la Fiscalía explica que con la entrega de tarjetas de crédito que escapaban a cualquier control de la entidad se consagró durante la presidencia de Miguel Blesa "una suerte de sistema retributivo que carecía de todo amparo legal, previsión estatutaria, soporte en los correspondientes contratos mercantiles o de trabajo o respaldo en acuerdos formalizados o decisiones adoptadas por los órganos de administración de Caja Madrid".

El Ministerio Público recuerda que Blesa encomendó al exdirector general de la caja Ildefonso Sánchez Barcoj la gestión de las tarjetas. Este se encargó, a través de sus secretarias, "de dar las indicaciones correspondientes al Departamento de tarjetas para la emisión y cancelación de las mismas y las eventuales modificaciones de sus límites, sorteando así al órgano competente".

  • El Estado pide tres años de cárcel para Rato

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Bankia y BFA han solicitado a la Audiencia Nacional que condene al expresidente de Caja Madrid y Bankia, Rodrigo Rato, a una pena de tres años de cárcel por emitir las tarjetas black y mantener “oculta” su existencia tanto a los órganos internos de sus entidades como a los auditores externos y el Banco de España.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el FROB pide la mayor pena, que alcanza los cuatro años y nueve meses de cárcel, para el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, mientras que solicita dos años y nueve meses para quien fuera su 'número dos', Ildefonso Sánchez Barcoj.

Este organismo atribuye a Rato, Blesa y Sánchez Barcoj delitos de administración desleal y apropiación indebida, mientras que reclama penas, que oscilan entre los seis meses y los tres años de cárcel, para el resto de acusados por apropiación indebida en grado continuado.

Por su parte, Bankia y BFA reclaman cuatro años de cárcel para Blesa, tres años para su expresidente Rodrigo Rato y penas, que van desde los tres meses a los dos años de prisión, para el resto de procesados. En total, han pedido abrir juicio oral contra 55 imputados y considera a otros once responsables civiles.