Veinte gestoras tienen la mitad de la filial de Abengoa

Fondos de EE UU suben su posición un 50% en Abengoa Yield

Planta solar de Abengoa en el horizonte.
Planta solar de Abengoa en el horizonte.

Las gestoras estadounidenses apuestan por el futuro de Atlántica Yield, la filial cotizada en Wall Street de Abengoa. Veinte gestoras han disparado un 50% su participación en la compañía.En junio controlaban poco más de un tercio de su capital y ahora tienen más de la mitad, según los últimos datos comunicados al supervisor de los mercados de EE UU.

Antes de que estallara en todo su apogeo la crisis de Abengoa, allá por julio del año pasado, las veinte gestoras con más peso en su joya de la corona –hasta el jueves denominada Abengoa Yield y ahora renombrada como Atlántica– controlaban en torno al 36% del capital. A junio del año pasado, la matriz tenía un 49%, y ahora el porcentaje ha bajado hasta el 41,5%.

La multinacional andaluza, en negociaciones con sus principales bancos acreedores para encontrar una solución al preconcurso de acreedores que solicitó el pasado 25 de noviembre, no ha vendido los títulos por voluntad propia. Los dueños de los bonos convertibles que lanzó en febrero del año pasado han solicitado la metamorfosis. Se han quedado el 7,5% del capital al tiempo que Abengoa ha liquidado 260 millones de deuda.

El canje de los híbridos y las compras de los fondos estadounidenses explican que ahora ese top 20 de gestoras controlen más del 55% del capital, según los últimos datos enviados al supervisor de los mercados de EE UU, la SEC, correspondientes al cierre de septiembre. Diecinueve de ellas han comprado acciones tras el estallido de los problemas de Abengoa. Los datos de Bloomberg revelan que hay más de 100 firmas en el capital, si bien por debajo del listado de las 20 primeras los porcentajes son mínimos.

ABENGOA 0,01 -1,60%
ABENGOA B 0,01 0,00%

La todavía filial de Abengoa quiere desvincularse por completo de su matriz y buscar un nuevo socio estratégico adicional. JP Morgan está buscando compradores para el porcentaje que la multinacional sevillana tiene bajo control.

Los analistas consideran que tiene capacidad para sobrevivir, y muy bien, de forma independiente. El precio objetivo medio que le asignan las seis casas de análisis que la siguen está en 23 dólares por acción, según los datos recopilados por Bloomberg, frente a los menos de 18 a los que cotiza en el Nasdaq.

El ranking de gestoras en el capital de Atlántica Yield está encabezado por Jennison Associates, con sede en Nueva York y un patrimonio bajo gestión de unos 160.000 millones de euros, que controla el 9,3% y se convierte en el primer accionista de la firma, después de la propia Abengoa. Ha subido su posición desde el 7,8% de finales de junio.

La gestora Waddell & Reed, también presente en el capital de la matriz con un 2,75% de las acciones B y que se comprometió a finales de septiembre a acudir con 65 millones de euros a la fallida ampliación de capital por 650 millones, es el segundo mayor accionista con el 5,8%. También ha comprado respecto al 5,4% que tenía a mediados de año.

La firma con sede en Boston MFS se coloca en la tercera posición con un 4,5% frente al 3,8% previo, mientras que la gestora especializada en empresas que pueden ser la diana de operaciones corporativas Orange Capital tenía el 3,8%, cuando en la comunicación previa controlaba un 2,2%. Empatadas con un 3,6% aparecen la aseguradora Prudential y Roystone Capital. Otros nombres, con participaciones superiores al 1% son Adage Capital, Bloom Tree, Bank of America, Omega, Kensico Capital, Hite Hedge, Centerbrige Partners, BlackRock, Goldman Sachs y Managed Account. Menos porcentaje tienen Guggenheim, Ardsley, Morgan Stanley y Pine River.

El plan de viabilidad de la matriz apurará el calendario

El año acaba de arrancar pero los días siguen avanzando dentro del calendario del preconcurso de acreedores solicitado por Abengoa. La compañía, que recurrió a esa fórmula el pasado 25 de noviembre tras el fallido acuerdo con Gestamp para su entrada en el capital, dio mandato al despacho Álvarez & Marsal y a Lazard para la elaboración de un plan de viabilidad.

En el calendario la fecha marcada en rojo para su presentación a la dirección de la compañía y a la banca acreedora es el 18 de enero, si bien, su presentación podría demorarse algunos días más, según han reconocido fuentes conocedoras del proceso.

Coincidiendo con la presentación de este informe, se conocerá además el libro blanco de las cuentas y negocios de Abengoa elaborado por KPMG. La consultora tendrá, posteriormente, que analizar el plan presentado por Álvarez & Marsal y Lazard y realizar un informe final que deberá ser refrendado por los asesores de los bonistas.

Dentro del plan de viabilidad se incluirá una cifra de desinversiones y un análisis de la deuda. La compañía propondrá deshacerse de activos por más de 2.500 millones euros para obtener unos 1.200 netos, con el objetivo de traspasar proyectos concretos que no son rentables, no vender negocios completos, y centrarse así en los negocios más relacionados con ingeniería y investigación.