El Tribunal considera que VW “violó la ley intencionadamente”

Volkswagen se enfrenta a multas en EEUU de hasta 84.000 millones

El presidente de VW, Mathias Mueller.
El presidente de VW, Mathias Mueller.

La querella interpuesta el lunes por el Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Volkswagen por delitos medioambientales incluye cuatro tipos de sanciones que multiplican las multas a las que se enfrenta la automovilística en este país hasta los 90.000 millones de dólares (84.000 millones de euros), por encima de lo presupuestado anteriormente.

La demanda civil fue presentada por el Departamento de Justicia en un tribunal federal de Detroit (Michigan), en nombre de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés), por “impedir y obstaculizar” los controles federales de emisiones contaminantes.

El fabricante alemán violó, según la querella, las normas medioambientales recogidas en la Ley de Aire Limpio con la introducción en el mercado estadounidense de vehículos equipados con un software que manipulaba las emisiones de gases contaminantes para que pasaran los controles medioambientales, mientras que en el uso normal emitían hasta 40 veces.

La Justicia entiende que se han visto afectados por esta manipulación alrededor de 600.000 vehículos en Estados Unidos.

Junto a las multas ya estimadas, según la denuncia de la EPA, de 37.500 dólares máximos por cada vehículo afectado, que sumaban alrededor de 18.000 millones de dólares (16.000 millones de euros), la Justicia añade una sanción de entre 32.500 y 37.500 dólares (entre 30.200 y 34.800 euros) por cada día de infracción desde el 13 de enero de 2009. Aunque los expertos señalan que es “muy difícil” que se alcancen las cuantías máximas de sanción, “lo que está claro es que representarán miles de millones de dólares en cualquier caso”, afirmaron en el departamento de Justicia

Desde esta misma institución, aseguraron que las conversaciones que han mantenido con el fabricante automovilístico para la llamada a revisión de los vehículos afectados con el fin de resolver el problema “no han desembocado en una forma aceptable” de solución hasta el momento. “Estas discusiones continuarán paralelamente a la acción judicial federal”, agregó la viceadministradora del Departamento de Justicia, Cynthia Giles.

Visitas de directivos a EEUU

La comunicación de la querella se produce sólo días antes de que los principales directivos de la automovilística Volkswagen se desplacen a EEUU para acudir a distintos congresos, por primera vez desde que saltó el escándalo de las emisiones.

En concreto, el nuevo consejero delegado de la marca Volkswagen, Herbert Diess, será el primero en acudir al país, con motivo del congreso tecnológico CES, que se celebra el miércoles en Las Vegas. Además, está prevista su aparición en el Salón del Automóvil de Detroit, que comienza el próximo domingo.

Por su parte, el nuevo presidente de la corporación Volkswagen, Mathias Mueller, acudirá también a EEUU la semana que viene, con motivo del Salón de Detroit, pero su agenda no está confirmada. Está previsto que se reuna con varios políticos y oficiales al respecto del caso de las emisiones.
La portavoz de Volkswagen en el país, Jeannine Ginivan, aseguró en una nota que la compañía continua “colaborando con todas las agencias gubernamentales para aclarar los detalles necesarios” sobre el caso de las emisiones y también para llegar a una solución sobre los coches afectados que sea aceptable para Gobierno y clientes.