Datos de octubre

El récord de pernoctaciones dispara los ingresos hoteleros

Los precios suben un 6,2% anual en octubre

Las estancias de los turistas nacionales regresan a niveles precrisis

Turistas en el centro de Valencia.
Turistas en el centro de Valencia.

Entre enero y octubre de 2015 se han producido 277 millones de pernoctaciones en los hoteles españoles, lo que supone un 4,2% más que en el mismo período del ejercicio anterior y el nivel más alto de la serie histórica, que mide el INE desde 1999. Este hito se ha conseguido gracias a la pujanza del turismo extranjero (este año se prevé que se alcance el máximo histórico de llegadas con 68 millones), que se ha visto acompañada por la recuperación del turismo nacional. Las pernoctaciones de los residentes han superado en esos diez meses el nivel de los 98 millones, que no alcanzaba desde el año 2011, con un avance de un 5,8% anual, y se encamina a los niveles previos a la crisis.

Un dato que ha servido para reactivar la industria hotelera en zonas de interior y de costa que dependían en gran medida del turismo nacional y que no se han podido ver beneficiadas del boom del turismo extranjero. Castilla y León y Galicia son dos exponentes de esa mejoría, con incrementos anuales cercanos al 6% en octubre.

El incremento en las pernoctaciones no ha pasado desapercibido para los empresarios hoteleros, que han optado por subir precios y así recuperar la rentabilidad perdida durante los seis años de crisis. En octubre subieron un 6,2% anual tras el 1,4% de incremento registrado el ejercicio anterior. Una inyección de dinero que se ha transmitido de forma automática a los ingresos hoteleros. Los dos índices que utilizan los empresarios para evaluar la rentabilidad de sus instalaciones han mejorado sustancialmente. Los ingresos por habitación disponible (Revpar, por sus siglas en inglés) se han situado en 47,6 euros, lo que supone un 8% más que al cierre de 2014 y un incremento del 25% desde 2010. El incremento de la rentabilidad se ha producido en todos los establecimientos, con independencia de su categoría, y ha sido especialmente llamativo en los de cuatro estrellas hacia abajo. Solo en octubre, este indicador ha crecido un 14,5% anual, con incrementos superiores al 20% en Aragón (21,5%), Asturias (30,3%), Cantabria (21,8%), Extremadura (25,4%) y País Vasco (24,8%).

El otro índice que utilizan los hoteleros para medir la rentabilidad es la tarifa media diaria (ADR, por sus siglas en inglés), que también ha crecido con fuerza. En octubre ha avanzado un 7,6% anual, con subidas del 15,7% en el País Vasco y del 10,6% en Cataluña.

¿Cómo puede influir el alza de precios en el IPC?

La cesta de productos que mide el INE para determinar el IPC está compuesta por diez grupos. Uno de ellos es el compuesto por hoteles, cafes y restaurantes, todos ellos ligados al turismo, y que tienen un peso del 11,3% del total. Por encima de esta partida se encuentran los alimentos y bebidas no alcohólicas (18,9%), transporte (15,4%) y vivienda (12,6%). Los precios de alimentos y del turismo han crecido con fuerza (1,9% y 1% anual), mientras que los de transporte y vivienda caen por encima del 5% por el desplome del precio del crudo. ¿Puede una subida de precios del turismo romper la tendencia de moderación del IPC? Todos los expertos apuntan a que no, en la medida que el petróleo sigue teniendo un peso fundamental en la cesta y que todos los informes prevén que el petróleo se mantendrá en los próximos trimestres en el entorno de los 50 dólares por barril.

Normas