Tu router podría estar incluso en otra ciudad
Esta antena multiplica por 20 la potencia de tu WiFi

Esta antena multiplica por 20 la potencia de tu WiFi

Uno de los problemas más comunes en las redes WiFi es precisamente la potencia de señal, algo que se puede solucionar de forma muy sencilla. Un simple cambio de antena, o la correcta configuración de la misma, es lo que puede determinar que tu ordenador y dispositivos móviles conectados reciban mejor la señal y, por lo tanto, funcionen de forma más rápida y sin cortes. Ahora bien, hay 'antenas y antenas', y la que nos ocupa en estas líneas es especialmente interesante.

La antena que utilizas es, probablemente, un simple hilo de cobre

La mayoría de las antenas convencionales que utilizamos son poco más que un hilo de cobre -o varios, claro- en el interior de una pieza cilíndrica de plástico. Evidentemente, este tipo de antena no puede ofrecernos los mejores resultados, y hablamos en cualquier caso de la antena del router y la del propio ordenador que conecta, puesto que en ambos casos afecta a la calidad de nuestra señal.

Una antena económica puede multiplicar por 20 la señal de tu WiFi

Estas son las mejores y más potentes antenas WiFi para largas distancias

Esta antena multiplica por 20 la potencia de tu WiFi

Más allá de las simples antenas comunes de los router WiFi, en ADSLZone se repasan las más potentes antenas para largas distancias. Ideales para optimizar la señal de la red WiFi.

Estas son las mejores y más potentes antenas WiFi para largas distancias

En el mercado podemos encontrar antenas económicas que, conectadas a nuestro router, van a mejorar notablemente la señal de la red WiFi. Sin embargo, mucho menos dinero aún tenemos que gastar para construir la nuestra propia, y en cualquiera de los casos nos va a garantizar una cobertura muy superior a las simples antenas que encontramos en cualquier centro comercial, por ejemplo.

Pequeña, pero potente: la antena WiFi Belgrano

La antena WiFi Belgrano, a grandes rasgos, se compone de una serie de elementos ovalados de diferentes dimensiones, de menor a mayor empezando por la más externa. Esta configuración supone utilizar dos piezas como "núcleo" y una última como "reflector", unido al conector N. Para ello, podemos utilizar diferentes materiales como aluminio, latón o cobre, y en cualquiera de los casos vamos a experimentar una mejora sustancial sobre la calidad de nuestra red WiFi, principalmente en la potencia de señal del router.

Normas