Cada entidad presentará la próxima semana sus exigencias

Los bancos se dividen para negociar con Abengoa

Santiago Seage, consejero delegado de Abengoa.
Santiago Seage, consejero delegado de Abengoa.

Bancos, Gonvarri y Abengoa celebraron el miércoles su primera reunión tras el acuerdo, hecho oficial el pasado domingo, para que la filial de Corporación Gestamp entre en el capital del grupo de ingeniería. No ha habido firma, pero nadie la esperaba en la primera cumbre. 

Fuentes conocedoras de la negociación explican que en la reunión se acercaron posturas y las entidades mostraron su disposición a dar una solución para la firma sevillana. El objetivo es conseguir que las entidades le abran las líneas de liquidez para que pueda seguir con su operativa habitual y afrontar sus vencimientos de deuda.

Eso sí, las entidades no están dispuestas a dar luz verde a esta petición cualquier precio ni por cualquier importe; la horquilla que se baraja va de los 1.000 a los 1.500 millones de cara a los dos próximos años.

La gran controversia continúan siendo las garantías, pues la banca considera que los colaterales de Abengoa están casi agotados.

ABENGOA B 0,01 63,16%

Gonvarri aduce que debe ser suficiente con la solvencia que él mismo aporta al entrar en el capital con 350 millones. Los negociadores se han emplazado a seguir con las discusiones. Ha habido dos grupos de trabajo: uno formado por la banca nacional y otro por la extranjera.

La próxima semana cada entidad planteará su esquema, y previsiblemente el acuerdo, si se alcanza, se demorará más allá de la próxima semana. A las reuniones están convocados todos los acreedores que firmaron el crédito sindicado de Abengoa por 1.400 millones de euros en octubre del año pasado: Santander, HSBC y Credit Agricóle –aseguradores y colocadores de la ampliación–, Bank of América, Bankia, Caixabank, Citigroup, Société Générale, Natixis, Popular y Sabadell.

Las acciones B de Abengoa, la que cotizan en el Ibex, perdieron ayer un 2,45% en Bolsa, hasta los 1,03 euros por título. Mientras, hubo ligeras caídas en la deuda del grupo. La que vence el marzo del próximo año, y en la que la compañía se ha comprometido a amortizar 375 millones antes de fin de año, cerró el miércoles al 91% de su nominal, lo que supone una ligera caída respecto al 93% del martes. El bono que expira en abril de 2020 finalizó al 57%, desde el 56%. 

Normas
Entra en El País para participar