Noel reconoce la preocupación por el posible impacto
El gran consumo vuelve a crecer, pero pide más reformas
El gran consumo vuelve a crecer, pero pide más reformas

Críticas a la OMS por su estudio de la carne

Solo un tema consiguió rivalizar con la posible independencia de Cataluña en los pasillos del Palau de Congresos de Cataluña donde se celebró el Congreso Aecoc: el estudio de la OMS sobre las carnes rojas y procesadas.

Una de las firmas afectadas por este informe, que liga el consumo de estos productos con el desarrollo de cáncer colorrectal, es Noel. El presidente de la firma catalana de embutidos, Joan Bosch, afirmó con rotundidad que hay una “máxima preocupación” por este anuncio.

El directivo afirmó, sin embargo, que se toma con “cautela” este estudio ya que consideró que no se puede hablar de tantos productos como un conjunto, y que se tendría que estudiar “artículo por artículo”. Pese a su preocupación por las posibles consecuencias, afirmó que no modificará su plan de negocio, que incluyen una reciente inversión de 30 millones en una nueva planta de producción, “aunque le afecte en las ventas a corto plazo”.

El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, también se refirió a este hecho. El empresario reconoció que el informe de la organización sanitaria “sí que preocupa” en el sector cárnico español. Por ello, lanzó una advertencia a la OMS ya que según defendió, “antes de hacer una declaración de este tipo hay que medir muy bien las consecuencias”.

"Las conclusiones de la OMS es posible que no estén 100% fundamentadas. Hay que medir las consecuencias”, afirmó Juan Rosell, presidente de CEOE

A esto, Rosell criticó duramente que las conclusiones del estudio de la OMS “quizá no estén cien por cien fundamentadas”. El presidente de la patronal añadió en su comentario que “en estos momentos, donde creamos información, la producimos y la lanzamos hay que ser cuidadosos, precavidos y no tan atrevidos”.

Tanto uno como otro coincidieron en remarcar los esfuerzos para adaptar la carne a las normativas sanitarias. “Se dan productos de máxima calidad que son totalmente controlables y evaluables”, afirmó Rosell a los medios que le preguntaron por este asunto. “Se han hecho esfuerzos impresionantes para estar al día”, defendió. El director general de Noel argumentó que las empresas trabajan mucho en la innovación y por buscar fórmulas más limpias de producción.

En este sentido, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, anunció ayer que el Gobierno estudiará el informe de la OMS para “contextualizarlo”. El responsable del ramo argumentó que “no hay motivo de alarma” ya que “la seguridad está totalmente garantizada en toda la cadena”. Alonso se limitó a pedir que haya una dieta equilibrada. En esta línea, el propio Bosch, de Noel reconoció que como en otros campos “el consumo abusivo”, puede ser contraproducente.

El 50% de los clientes consumirá menos

Un estudio de Ipsos realizado tras conocerse el informe de la OMS evidencia que el impacto de esta noticia ha sido bastante importante ya que el 96% de los encuestados estaban al tanto de esta información apenas 24 horas después de hacerse pública por la organización sanitaria.

La encuesta, en la que ha participado medio millar de personas mayores de edad, concluye que el 50% se plantea consumir menos de estos productos. Además, un 43% afirma sentirse preocupado. A eso se une un 12% que dice estar “muy preocupado” y otro 31%, “bastante preocupado” por esta situación.

Entre las conclusiones del estudio realizado por Ipsos también destaca que las salchichas envasadas son las percibidas como más procesadas, y por tanto nocivas. El 95% de los encuestados así lo cree. Le siguen las hamburguesas (86%), las longanizas tipo fuet (74%) y el bacon (73%). En el lado opuesto de la lista se encuentran el jamón serrano y el ibérico. El alto impacto de este estudio de Ipsos contrasta con las críticas que ha recibido por parte de patronales y empresas que plantean dudas sobre el método utilizado por la OMS.

Normas
Entra en EL PAÍS