La patronal del sector defiende la normativa laboral

El gran consumo vuelve a crecer, pero pide más reformas

Juan Rosell, presidente de CEOE.
Juan Rosell, presidente de CEOE.

El trigésimo Congreso Aecoc, que organiza la patronal del gran consumo en España, levantó este miércoles el telón con un contexto positivo en la economía que ha permitido a esta actividad celebrar su cita anual con un entorno de crecimiento “por primera vez en varios años”, según afirmó en el discurso de apertura Javier Campo, presidente de la organización empresarial.

Sin embargo, Campo aprovechó su discurso para alertar ante el “freno” en el programa de reformas que se han llevado a cabo en los últimos años en la economía española. Por ello, el directivo pidió que se recupere el plan iniciado en esta legislatura para sentar las bases del incremento del consumo para los próximos ejercicios.

El representante del gran consumo, que une a productores, marcas y distribuidores así como hostelería, lamentó también la caída en la productividad de la economía. Además criticó que el crecimiento económico se está basando en el consumo interno y se ha descuidado las exportaciones, por lo que es un modelo “desequilibrado”.

Por ello, Campo resaltó que las empresas del sector tienen que apostar por salir a nuevos mercados y apostar por la exportación. “Es necesario crecer para ser competitivos y vender fuera”, argumentó. Una competitividad que ya no se va a lograr a través de los costes laborales, “que han tocado fondo”, por lo que se tienen que buscar otras herramientas para mantener la confianza de los inversores.

Javier Campo, presidente de Aecoc.
Javier Campo, presidente de Aecoc.

Campo defendió la necesidad de “ganarse” la confianza de los inversores. Para ello, el directivo afirmó que “se necesita tiempo” ya que hasta dentro de cinco años no se recuperarán los dos principales problemas de la economía: el paro y la deuda. “Este problema no se va a corregir en meses”, argumentó.

Para ganar en esa competitividad, Campo afirmó que es necesario apostar por la innovación en la gestión de las empresas de gran consumo. En concreto, puso el foco en el tratamiento de grandes cantidades de datos. “Es fundamental gestionarlas de manera eficiente”, defendió. “Están cambiando los paradigmas, lo que hoy nos sirve para ser competitivos no será lo mismo dentro de unos años”. Campo confió en la “capacidad operativa” de España para adaptarse.

Mantener la reforma laboral
En cuanto a las reformas emprendidas por el actual Ejecutivo, Campo destacó principalmente la reforma laboral, que consideró como “la base de la recuperación”, al permitir adaptar la legislación a la empresa actual. “Me sorprende que haya quien diga que hay que derogarla”, afirmó el directivo en su discurso. “Lo que hay que hacer es de dotar de más flexibilidad al mercado laboral”, sentenció.

Criticó por otro lado la reforma fiscal, ya que considera que aunque se han bajado algunos impuestos se han subido otros. El directivo llegó a tildar de “trileros” a los responsables de los cambios fiscales en España. Puso como ejemplo el gravamen sobre gases fluorados que en un año “ha supuesto un coste de 400 millones para la distribución”. En alusión al IVA, pidió que el próximo ejecutivo no modifique las actuales categorías, ya que “haría daño” al sector. “Son impuestos sin daño electoral, ojo con esto”, sentenció.

Juan Rosell, presidente de la CEOE participó en la inauguración del congreso. En su discurso coincidió con Campo en la necesidad de mantener las reformas. “Si no hacemos reformas, entraremos nuevamente en declive”, argumentó. En su caso, apuntó a la necesidad de contener el gasto público para reducir los niveles de déficit. “Sigue habiendo un problema con esto”, señaló. El representante de la patronal apostó por mantener la reforma laboral o modificarla solo “si se va a mejor”. Además, criticó la presión regulatoria existente en España. “Hay que regular menos y mejor”. El presidente de Aecoc también criticó el gasto de las instituciones del Estado. “Hay que reducir las subvenciones”, aseguró.

Entre las reformas que ambos pidieron también se encuentra la educativa. “Las expectativas a medio plazo de cualquier individuo están ligadas a su nivel formativo”, afirmó Campo. Por ello, argumentó, este cambio tiene que salir del debate “partidista y sectario en que está”. El directivo pidió “un pacto de Estado” para evitar “frustración colectiva”.

Tanto Campo como Rosell también coincidieron a la hora de señalar los riesgos que pueden afectar a la economía española y, por tanto, al consumo. En cuanto a la influencia externa, el futuro de China y de los tipos de interés en EE UU serán fundamentales según los presidentes de sendas patronales.

La cercanía de las elecciones generales es el factor interno que más puede afectar a las empresas de gran consumo en España, según Javier Campo, de Aecoc. “La incertidumbre sobre quién gobernará desde enero perjudica a la confianza de los inversores en la economía española”, aseguró en su intervención.

El otro tema interno que afecta, según ambos responsables empresariales, es la situación de Cataluña. A esto también aludieron dos empresas catalanas que participaron en las jornadas: Noel y Miquel Alimentació. El primero, representado por su presidente Joan Boix, afirmó que “como ciudadano” vive con preocupación la situación, pero negó que esté afectando a su actividad empresarial. No quiso valorar la posible independencia y la situación en que se quedaría y remarcó que lo importante “es generar empleo y riqueza”. En la misma línea se movió Pere Laymon, director general de Miquel, quien defendió que su nuevo propietario, la china Bright Foods, vive sin preocupación la situación política de la región donde está asentada.

Miquel abrirá en China en 2016

La cadena de distribución catalana Miquel Alimentació anunció ayer que abrirá su primera tienda mayorista en Shanghai (China) en 2016. Este es uno de los primeros pasos que se darán tras la compra por parte del gigante chino Bright Foods. La firma catalana servirá además de trampolín de exportación de productos españoles a Asia. El director general del grupo, Pere Laymon, anunció que las previsiones apuntan a un aumento de la facturación del 13%, hasta los 1.017 millones a final de año y un incremento de la plantilla del 8,6%. El grupo apostará por abrir gasolineras propias. Prevé llegar a las 25 en 2017.

Makro lanzará un ‘LinkedIn’ de hostelería

La cadena de distribución Makro presentó ayer su apuesta por Culinary Agency, una especie de red social al estilo LinkedIn especializada en hostelería. Por el momento, esta plataforma que sirve para la conexión de profesionales del sector está presente en EE UU, Francia e Italia, pero el presidente de Metro –empresa propietaria de Makro–, Olaf Koch, afirmó ayer que entre los planes está llegar a España y Alemania en el futuro. El objetivo es alcanzar 100.000 usuarios a final de año. Esta plataforma participa en el programa de aceleradora de startups de hostelería presentadas por Makro hace unos meses.

Normas