Hasta que no cumpla con los límites legales

Volkswagen retira la solicitud para vender diésel en EE UU

Logo de Volkswagen.
Logo de Volkswagen. REUTERS

Volkswagen ha retirado la solicitud a la agencia estadounidense de medioambiente de certificación para los modelos diésel cuyo lanzamiento estaba previsto para 2016 a causa del escándalo sobre las emisiones trucadas en varios modelos fabricandos entre 2009 y 2015. Esta decisión, anunciada ayer en un testimonio escrito por el CEO de la compañía en EE UU, Michael Horn, supone que la suspensión en las ventas durará varios meses, hasta que se encuentre una solución al problema.

El grupo Volkswagen envió el miércoles a las autoridades alemanas su plan de acción para arreglar los vehículos diésel trucados, lo que implicará cambios en el software en el caso de los motores de 2 litros y, muy probablemente, reparaciones técnicas adicionales en los motores de 1,6 litros.

La compañía no volverá a someter la solicitud hasta que esté segura de que sus coches cumplen con los límites que la EPA impone a los agentes contaminantes. Para ello, contempla instalar en los nuevos modelos un dispositivo auxiliar que controle las emisiones, que sea previamente aprobador por el regulador. Sin ese certificado, ningún fabricante puede comercializar sus vehículos en EE UU.

Según el texto de su intervención inicial, Horn reconocerá que en la primavera de 2014 recibió la advertencia de que había un problema con las emisiones y de que las regulaciones estadounidenses castigaban esos incumplimientos. Fue entionces cuando se publicó el estudio de la Universidad de West Virginia que destapó el caso.

Normas
Entra en El País para participar