Incluye el calendario y las medidas previstas

Volkswagen presenta su plan para reparar los coches trucados

El grupo envia a las autoridades alemanas su programa para arreglar los vehículos diésel trucados

El ministro de Transportes alemán asegura que la compañía cumple los plazos

Volkswagen presenta su plan para reparar los coches trucados

El grupo Volkswagen envió el miércoles a las autoridades alemanas su plan de acción para arreglar los vehículos diésel trucados, lo que implicará cambios en el software en el caso de los motores de 2 litros y, muy probablemente, reparaciones técnicas adicionales en los motores de 1,6 litros.

Según explicó el ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, Volkswagen cumplió los plazos que se le habían fijado y remitió a la Oficina Federal de Vehículos a Motor un “escrito extenso” con el calendario y las medidas previstas para solucionar el escándalo de las manipulaciones.

El plan implica revisar los coches en los talleres con modalidades distintas según el tipo de motor de cada uno, como ya había avanzado el martes el grupo al explicar que en algunos modelos será suficiente una modificación del software, pero que en otros se necesitará reparar el hardware.

Volkswagen espera tener el nuevo software para los motores de 2 litros este año y comenzar a instalarlos a principios de 2016, pero la solución técnica para los motores de 1,6 litros afectados -3,6 millones de vehículos en Europa- no se espera para antes de septiembre de 2016, por lo que, según Dobrindt, habrá que esperar a ver cuánto se prolonga todo el proceso.

La Oficina Federal de Vehículos a Motor, apuntó el ministro, necesita unos días para examinar el plan del consorcio automovilístico y tomar una decisión “independiente” sobre las medidas presentadas.

El objetivo de la compañía es empezará en enero con las revisiones de los coches y ejecutar las reparaciones a lo largo de 2016, según avanzó en una entrevista con el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung el consejero delegado del grupo, Matthias Müller. El responsable señaló que los vehículos afectados son menos de 11 millones -la cifra facilitada hasta ahora por la empresa- aunque admitió que de todos modos “siguen siendo muchos”.

El consejo de supervisión de Volkswagen presentó hoy a su nuevo presidente, Hans Dieter Pötsch, quien ratificó el compromiso del grupo de aclarar el escándalo hasta el final.

Normas