Se convierte en farolillo rojo de Europa con un descenso del 7,5%

Batacazo del sector del automóvil en Bolsa

El castigo en Bolsa al fabricante de automóviles Volkswagen ha continuado. La compañía concluyó la sesión con un descenso del 19,8% hasta los 106 euros, niveles de octubre de 2011. Esta caída sumada a la registrada un día antes (-18,6%) provocan que los títulos de la cotizada retrocedan 34,7%. En los últimos dos días la empresa se deja 24.500 millones en el parqué. De esta forma, la capitalización de Volkswagen pasa de los 76.700 millones del cierre del viernes a los 52.200 millones. 

Con los descensos acumulados desde que a finales de la semana pasada saltaran los primeros rumores que apuntaban a una manipulación de las emisiones de los coches diésel, la compañía pierde en lo que va de año un 42,59%. Desde el departamento de análisis de Banco Sabadell han puesto bajo revisión a la cotizada ante la posibilidad de que las manipulaciones descubiertas en EEUU hayan sido realizadas en otros países, pues se calcula que 11 millones de vehículos están afectados. “Lo conocido es el peor escenario posible para Volkswagen y a pesar de que parece que es un caso propio de la compañía, el sector a corto plazo podría verse afectado hasta que se demuestre que efectivamente es así”, afirman.

Parece que de momento las previsiones de los expertos se están cumpliendo. El comportamiento registrado por las acciones de la empresa que preside Martin Winterkorn pasó factura no solo al sector automovilístico del Viejo Continente, que ayer fue el que peor lo hizo tras bajar un 6,56% hasta mínimos de noviembre de 2014 (desde el viernes las caídas se amplían al 11,3%), sino también al índice bursátil alemán, el Dax, que este martes entró en pérdidas anuales (-2,4%).

Dentro del sector de automóviles europeo, la más afectada está siendo Porsche, principal accionista de Volkswagen que cuenta con una participación del 50,7%, según los datos recogidos en la página web del grupo a cierre de diciembre de 2014. Porsche, que ayer anunció que revisará a la baja su previsión de beneficio, perdió en Bolsa un 17,2%, igualando la caída registrada un día antes. Entre el lunes y el martes sus acciones se deprecian ya un 31,7%. Le sigue la francesa Peugeot, que ayer cayó un 8,76% y el fabricante de componentes automovilísticos Faurecia (-8,27%). Le siguen las francesas Peugeot, que ayer cayó un 8,76% y los fabricantes de componentes automovilísticos Faurecia (-8,27%) y Rheinmettal (-8%). Otras competidoras alemanas como Daimler o BMW también están siendo arrastradas y en las dos últimas sesiones caen un 8,3% y un 7,46%, respectivamente.

No obstante, todo el sector de los automóviles en pleno (ya sean fabricante de vehículos, de componentes o de neumáticos) sucumbieron a los números rojos. Renaul cayó un 7,12%; Daimler un 7%; la ingeniera GKN, un 6,55%; la italiana Fiat se dejó un 6,21%; la alemana BMW, un 6%; Valeo cedió un 4,6%; Michelin, un 3,59% mientras Continental bajó un 3,2% y Pirelli, un 0,53%.

Además, el castigo a Volkswagen tuvo su reflejo en el mercado de deuda. La rentabilidad de su bono con vencimiento en 2020 ha subido del 3% desde el 2,38% del lunes.

Normas