Pierden cuota de mercado

Los ejecutivos aparcan la berlina de representación

El factor económico y también el ético han hecho que el peso de estos vehículos sea cada vez menor en el mercado

Los ejecutivos aparcan la berlina de representación

La imagen del directivo que se baja de la parte trasera de una gran berlina de lujo ha entrado en vías de extinción. O, al menos, empieza a ser poco recurrente, si se atiende a la evolución de ventas y la presencia de este tipo de automóviles en las gamas de los principales fabricantes. La crisis ha sido la principal culpable de que los ejecutivos ahora prefieran los coches discretos, aunque no solo por una cuestión de costes.

Los últimos datos de matriculaciones de turismos, correspondientes al mes de julio, indican que durante el primer semestre del año la cuota de mercado de las berlinas ejecutivas, que destacan por sus amplias dimensiones y su equipamiento exclusivo, se ha reducido al 1%, según la patronal de los fabricantes Anfac. En esos primeros seis meses del año se vendieron 6.681 unidades, un 4% menos que en el mismo periodo del año pasado, siendo el único de los 13 segmentos que identifica Anfac que ha reducido sus ventas en lo que va de 2015. Un periodo que da continuidad a la tendencia de los últimos cuatro ejercicios, en los que, décima a décima, las grandes berlinas de lujo no han parado de caer en el mercado de turismos.

“La crisis ha llevado implícito bajar el precio de los coches que se compran”, afirma Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos. Algo lógico tratándose de coches que rondan los 100.000 euros de media, con motorizaciones de grandes prestaciones y equipamientos interiores donde no falta ningún detalle:desde los asientos de cuero reclinables y con función de masaje, hasta la nevera para las bebidas. En definitiva, grandes oficinas rodantes.
El renting es una vía importante de ventas para este tipo de automóviles, ya que las empresas no tienen que afrontar el gasto que supone su adquisición, y, además, se ahorran una difícil amortización. Aunque no es el tipo de vehículo más demandado para el alquiler, sí es el que tiene en el renting una mayor salida hacia el mercado.

Volkswagen retrasa el lanzamiento de una nueva generación del Phaeton

Volkswagen Phaeton
Volkswagen Phaeton

En la misma línea que el resto de generalistas, Volkswagen (VW) se plantea qué hacer con el coche que, en su día, bautizó como “el auténtico buque insignia” de la marca, y que definía como la “berlina de las berlinas”. Pero el VW Phaeton se ha caracterizado por ser uno de los modelos con menos ventas en sus más de diez años en el mercado.

Concebido para rivalizar con la Clase S de Mercedes y la gama A8 de Audi, en 2014 logró vender 4.601 unidades, muy por debajo de los 38.482 A8 matriculados y de los 125.000 del coche de Mercedes. Una trayectoria que ha llevado a Volkswagen, según la agencia Bloomberg, a retrasar la introducción de la nueva gama Phaeton, con el fin de buscar formas de reducir sus costes de producción, que multiplican por tres los del modelo Passat, la berlina más vendida del mercado. El Phaeton fue una apuesta de Ferdinand Piech, mandamás hasta abril del grupo VAG. Su salida habría facilitado este replanteamiento. En España, su precio es de 113.080 euros.

Según los datos de la AER, en 2014 el renting representaba el 28% de las ventas de las berlinas de lujo, más que ningún otro segmento del mercado. Sin embargo, su peso en este sector también se ha reducido, y ha perdido un punto porcentual de cuota de mercado desde 2011, cayendo hasta el 2,48% en 2013 y estabilizándose el año pasado en el 2,54%.

Pero el precio de estos automóviles no es el único factor que explica el descenso de su demanda. En los últimos años, el gusto del mercado se ha dirigido a coches con motorizaciones con consumos más ajustados y respetuosas con el medio ambiente. Pero también existe un tercer motivo que no atiende tanto a la reducción de costes, como a una cuestión ética:“El factor imagen es importante. En momentos en los que ha habido que bajar sueldos, o se ha despedido a personal, no parecía lo más inteligente aparecer con coches de este tipo. Es una mezcla de ética y estética”, afirma García, quien añade que la demanda se ha desviado hacia las berlinas medias.

Y es que los fabricantes generalistas han ido eliminando estos coches de sus gamas. Modelos de antaño como los Opel Omega, Ford Scorpio o, de forma más reciente, los Seat Exeo o Peugeot 607, han desaparecido con el objetivo de canalizar la demanda hacia las berlinas clásicas, diseñando para ellas equipamientos superiores. Son los casos de Ford y su Mondeo Vignale, Peugeot y el 507 u Opel con el Insignia. Las marcas premium, como Audi y su gama A8, BMW con la Serie 7, y Mercedes y la Clase S, siguen fieles a este segmento, en el que también compite Porsche con el Panamera.

Normas