Todos los servicios cuentan con copias de seguridad en la web para no perder nada
Cómo asegurarse de no perder los archivos guardados en Dropbox y otros servicios

Cómo asegurarse de no perder los archivos guardados en Dropbox y otros servicios

Dropbox, Google Drive, OneDrive y otros servicios de sincronización de archivos en la nube son bastante interesantes ya que nos permiten llevar a prácticamente cualquier parte todos nuestros documentos –y en casi todos los dispositivos-. No obstante, lo que muchos de los usuarios no saben es que estos también sincronizan los cambios y la eliminación de archivos, algo que tenemos que tener en cuenta si estos servicios son nuestra única fuente de copias de seguridad.

Los cambios se realizan instantáneamente

Cada vez que eliminamos un archivo o modificamos un documento, los servidores de Dropbox actualizan la copia de éste con todos los cambios, sincronizándose tanto en ordenadores como otros dispositivos. Esto permite que si a nuestro hardware le ocurre algo, siempre tengamos una copia de seguridad que nos permite recuperar aquello que creímos perdido. No obstante, si alguna vez borramos contenido, éste permanecerá en los servidores durante cierto tiempo. ¿Cuánto exactamente?

¿Por cuánto tiempo podemos recuperar archivos borrados?

Cuando eliminamos archivos en un servicio en la nube, estos son enviados a una especie de papelera de reciclaje como la que disponemos en Windows, de forma que si nos hemos equivocado, siempre podremos volver atrás, aunque para ello tenemos que visitar la web del propio servicio. Por ejemplo, en el caso de que utilices Dropbox, los archivos son guardados durante 30 días, aunque si eres un usuario de pago, puedes acceder a un historial incluso de un año. En el caso de Google Drive, parece que nada puede borrarse completamente, por lo que puedes acceder a tus archivos accidentalmente borrados durante muchísimos meses sin ningún tipo de problema.

¿Y si se ha modificado un archivo?

Cada vez que sobreescribimos un archivo, el original anterior se guarda como una versión alternativa para que, en el caso de que nos hayamos equivocado, siempre podamos volver atrás, una herramienta disponible también en la página web del servicio. En este caso, ocurre como el anterior, tendremos 30 días de versiones en Dropbox y, en el caso de Google Drive, también.

Por todo lo anterior, lo que siempre os vamos a recomendar es crear copias de seguridad de todos vuestros archivos en algún dispositivo físico, ya sea a través de un disco duro conectado en la red o un pen-drive “de toda la vida”. De esta forma, al menos, no dependemos de servicios de terceros que pueden fallar o caerse indefinidamente, como ya ocurrió hace años con Megaupload, dejando a muchos usuarios sin sus documentos.

Normas