Crean la primera app de YouTube para relojes inteligentes
Ya puedes ver YouTube desde tu muñeca

Ya puedes ver YouTube desde tu muñeca

Es probable que muchos piensen "¿y para qué?", pero de las cosas más absurdas han llegado algunas de las funciones más interesantes para un dispositivo electrónico. No decimos que Wear Video Tube vaya a ser una revolución, pero no deja de ser interesante ver como a los desarrolladores no se les puede poner trabas - o mejor dicho, cuantas más les pones, más se superan -.

Las pantallas de apenas pulgada y media de los smartwatches actuales no estaban pensadas para ver vídeos, de hecho, la calidad y el tamaño que pueden llegar a reproducir es bastante escaso. Sin embargo, son el contenido más consumido en Internet, y sigue creciendo, y los wearables son el segmento de mercado que más futuro tiene para muchos analistas. La conjunción de ambos era inevitable.

A través de la aplicación antes mencionada, que ya está disponible de forma gratuita en Google Play, podemos ver los vídeos de entre los destacados de la red social propiedad de Google. Si ya queremos estar al tanto de aquellos que vayan subiendo los canales a los que nos hayamos suscrito, tenemos que pagar la aplicación Premium que tampoco tiene un precio exagerado, 2,99 dólares, cerca de 2 euros y medio al cambio. Además nos permitirá ver las descripciones de los vídeos así como encontrar vídeos relacionados y la posibilidad, como no, de controlar la reproducción y el volumen, tanto en el reloj como si lo hacemos de forma remota. Lo bueno es que las busquedas en la aplicación están disponibles desde la gratuita, tanto por voz como en un pequeño teclado.

Se adaptan tanto a las pantallas cuadradas como redondas siendo compatible con Samsung Gear Live, LG G Watch, Motorola Moto 360, LG G Watch R, Sony SmartWatch 3, Asus ZenWatch y LG Watch Urbane, según su ficha en Google Play. Para el sonido, que muchos se lo estarán preguntando, es una aplicación totalmente compatible con auriculares Bluetooth así como podría parearse también con unos altavoces y, además, enviar la señal a un Chromecast, utilizando el reloj como mando de reproducción para el vídeo. 


Normas