El móvil se convertirá en el mando a distancia del coche
Así se conducirá el próximo Range Rover 4X4 desde el móvil

Así se conducirá el próximo Range Rover 4X4 desde el móvil

Manejarse a diario con un coche hace que nos encontremos con situaciones al volante en las que esquivar esas columnas del garaje que tan mal han sido situadas, evitar determinados obstáculos a la hora de realizar un aparcamiento y sortear determinados baches o pasar por encima de peligrosas piedras, para el caso de los más aventureros, se vuelven tarea complicada puesto que desde dentro del habitáculo del coche mucho de estos obstáculos o inconvenientes no se ven bien.

Si se va acompañado de alguien, este puede ser nuestro mejor aliado para salirse del coche y conducirnos desde fuera para que estas situaciones puedan solventarse de mejor manera, pero si vamos solos, se pueden convertir en un verdadero problema.

Pues bien, ahora el fabricante de vehículos Range Rover acaba de presentar un sistema de control remoto que permite al conductor bajarse del coche y desde fuera del vehículo controlar la dirección, aceleración, freno y los engranajes desde un teléfono inteligente. De esta manera, el conductor podrá comprobar de primera mano si hay obstáculos que puedan dañar su coche a la hora de desplazarse por un parking o intentar aparcar o exprimir su 4x4 en terrenos de difícil acceso.

Este nuevo control remoto de Range Rover se encuentra entre la última tecnología prototipo de Jaguar Land Rover antes de que pise definitivamente los concesionarios de todo el mundo y con el que el coche podrá ser manejado al más puro estilo James Bond desde nuestro teléfono móvil.

Este sistema permitirá al conductor maniobrar su coche ante situaciones difíciles con total seguridad e incluso atravesar terrenos difíciles fuera de la carretera, además, sería muy útil a la hora de que al llegar a nuestro coche alguien haya aparcado demasiado cerca impidiendo abrir la puerta y poder entrar en el coche, ya que podríamos sacar el coche del lugar aparcado manejándolo de forma remota y montarnos posteriormente sin tener que realizar las típicas tareas de contorsionismo para conseguir entrar en el coche.

Para las condiciones más extremas, el nuevo sistema también permite al conductor convertirse en su propio vigilante campo a través para guiar el coche por encima de obstáculos con la seguridad de no provocar ningún golpe que pueda dañar alguna parte de nuestro vehículo. 

Por seguridad y dado que desde el móvil, gracias a una aplicación, se van a poder controlar varias características del coche, la función de control remoto sólo funciona si el usuario se encuentra a 10 metros de distancia fuera del coche, pudiéndose detener el vehículo si el conductor se mueve fuera del alcance o se acerca demasiado. 

Además, según los jefes de Jaguar Land Rover, esta tecnología también podría dar un paso más hacia los coches de auto-conducción, ya que las futuras posibilidades pasan por incluir una funcionalidad más autónoma con la que el conductor le podría enviar al coche un comando desde el teléfono para atravesar un obstáculo, salir de una plaza de aparcamiento o cambiar el sentido de la marcha.

Normas