Según EAE Business School

España duplica en impagos y retrasos a la Unión Europea

Los plazos de los pagos en España son superiores a los de la media en Europa. El informe realizado por EAE Business School muestra cómo la morosidad afecta a las empresas españolas y, especialmente a autónomos y pymes.

España duplica en impagos y retrasos a la Unión Europea

España duplica el ratio de impagos con respecto al resto de países de la Unión Europea. Esta es una de las conclusiones del informe "¿Cómo pagamos hoy en día?", sobre la morosidad en el crédito comercial en España 2015 realizado por EAE Business School.

España tiene un índice de impagos sobre facturas vencidas del 5,7%, mientras que en los países europeos es del 2,85%. En las operaciones entre empresas, el llamado B2B, también España es superior a la media europea. 95 días es la media en España y 47 días en Europa. Por su parte, las Comunidades Autónomas españolas tardan una media de 42,89 días en abonar las facturas a sus proveedores, lo que supone infringir la ley que lo regula en 13 días. Este nivel de morosidad es uno de los principales problemas a los que se enfrentan en la actualidad tanto pequeñas y medianas empresas como autónomos, pues pueden ver lastrada su evolución, frenada su actividad e, incluso, verse obligadas al cierre.

Los motivos y los riesgos de los impagos

Según el mismo informe de EAE Business School, los motivos de riesgo de impago en las empresas españolas se deben a los elevados plazos de pago, que suponen un problema para la tesorería de las compañías, el importe de las cuentas de clientes por cobrar o los costes financieros que deben asumir las empresas españolas para poder financiar las cuentas de los clientes. Todo esto provoca que España sea menos competitiva al tener que triplicar los costes comparándolos con los de los países del norte de Europa.

Problemas añadidos en España

Por otro lado, las empresas españolas en su mayoría (el 83%), evita ir a los tribunales a reclamar las deudas por la lentitud de la justicia, y más de la mitad (el 60%), prefiere renunciar a parte de las cantidades adeudadas con el objetivo de reducir la deuda adquirida. El 70% de los empresarios, por su parte, se ven obligados a firmar acuerdos con proveedores para cobrar en plazos superiores a 60 días, para poder contar con ese material que necesita.

Las pymes y los autónomos, los principales afectados

El grueso del tejido empresarial en España los forman las pequeñas y medianas empresas y los autónomos, y según el informe de EAE Business School, desarrollado por el director del Centro de Estudios de Morosología, Pere Brachfield, son los principales afectados por la morosidad.

Normas