Salón Internacional del Automóvil

Barcelona solo mira al plan PIVE 8

El Salón del Automóvil abre con la industria en busca de más ayudas.

El presidente del Gobierno anunciará mañana el último programa de estímulos a la compra de coches.

Salón del Automóvil de Barcelona
Salón del Automóvil de Barcelona ACN

Todas las esperanzas de la industria del automóvil en España están puestas en el almuerzo que hoy mantendrán el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los altos ejecutivos de las principales multinacionales automovilísticas con presencia en el país, junto con otras personalidades políticas, en el marco de la inauguración del 38 Salón Internacional del Automóvil de Barcelona.

O mejor dicho, no tanto del almuerzo como del discurso que el presidente pronunciará antes. Todos esperan que sea en ese momento cuando por fin se anuncie oficialmente el próximo plan PIVE 8 y su fecha de aprobación. Si las afirmaciones del sector no son equivocadas, este será el último plan PIVE de esta legislatura.

Hay desazón y eso que todo el mundo sabe que el PIVE 8 será una realidad. El ministro, José Manuel Soria, se encargó el miércoles de anunciarlo en una entrevista en Catalunya Radio. Habrá PIVE, sí, y se aprobará “esta semana o la que viene”, dijo el ministro. La falta de fecha de aprobación y de puesta en marcha de este programa también intranquiliza a las empresas. Sobre todo a los concesionarios de coches, que ya adelantaron 189 millones de euros con cargo a los últimos planes PIVE6 y PIVE 7 y están empezando a cobrarlo ahora con dificultad.

Y así, el anuncio, tan necesario para las marcas de coches y la distribución, eclipsa en cierto modo las novedades del Salón, que ha conseguido reunir a cerca de 40 enseñas internacionales, frente a las 22 de la pasada edición y que apuesta de manera clara por la innovación tecnológica.

La vuelta de las marcas al Salón se entiende desde la industria como signo claro de la recuperación que vive el sector del automóvil, que ha conseguido pasar en tres años de 1,6 millones a 2,4 millones de unidades fabricadas y que las matriculaciones se incrementen en un 23% desde 2012.

Entre las novedades que se presentan, destaca la primicia mundial del nuevo Seat Ibiza, rediseño del modelo actual. Seat presenta además la versión renovada del modelo monovolumen Alhambra, del que ya ha iniciado la comercialización en España, aunque las primeras unidades llegarán a los concesionarios durante el próximo verano.

Otras marcas han anunciado ya que presentarán sus novedades, la mayoría a nivel nacional, aunque también habrá primicias a nivel europeo, como es el caso del Jaguar XF, el Nissan X-Trail DIG-T 163 y dos modelos de Lexus.

Detalles del nuevo plan

La octava edición del Plan PIVE experimentará una reducción en las subvenciones, que pasarán de 2.000 a 1.500 euros por vehículo, según informaron fuentes del sector a Europa Press.
Dichas fuentes explicaron que, al igual que sucedía en las versiones anteriores de este programa a la compra de automóviles nuevos a cambio de achatarrar uno antiguo, la mitad de la aportación al cliente (750 euros) correrá a cargo de las marcas, mientras que el resto lo asumirán los fondos públicos.

El nuevo programa durará hasta finales del ejercicio y tendrá una dotación presupuestaria de 225 millones de euros, que permitirá la renovación de 300.000 automóviles nuevos, con mayor contenido de seguridad y con menos emisiones, por otros antiguos de más de diez años de antigüedad.

La nueva edición del Plan PIVE podría mantener las modificaciones que incluyó el plan anterior como incluir como requisito para recibir las ayudas la necesidad de que el cliente sea dueño, desde al menos un año, del coche a achatarrar, así como que éste tenga la ITV en vigor.

Normas