Ante la mejora generalizada de las previsiones económicas

Rosell dice ahora que CEOE será "más flexible" con el alza salarial

Juan Rosell, presidente de CEOE, en el centro, junto al presidente de Cepyme, Antonio Garamendi.
Juan Rosell, presidente de CEOE, en el centro, junto al presidente de Cepyme, Antonio Garamendi.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha asegurado hoy que las mejores perspectivas de crecimiento de la economía española permitirán a los empresarios “ser más flexibles” a la hora de fijar subidas salariales en el marco de las negociaciones con los sindicatos del Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) para el periodo 2015-2017.

De esta manera, las posiciones empresariales en la negociación de los salarios para este año y los próximos dos ejercicios podrían elevarse. Al menos, de las palabras de Rosell se desprende que la oferta empresarial para subir los sueldos en 2015 --que no superaba el 0,9% bajo ningún concepto-- podría elevarse a una horquilla más cercana a entre el 1% y 1,3%, propiciando así el acuerdo con los sindicatos.

Así lo ha indicado en declaraciones a los medios antes de participar en la presentación del libro 50 casos de éxito de empresarios, después de que Bruselas haya elevado hoy hasta el 2,8% la previsión de crecimiento para España en 2015.

“Todos estamos variando las previsiones y parece que todo converge en un crecimiento del 3% para este año”, ha dicho, para añadir que “eso es muy bueno”. Preguntado a continuación sobre el impacto que ello puede tener en la negociación salarial con los sindicatos, Rosell se ha mostrado optimista: “Podemos ser más flexibles”.

Asimismo, ha señalado que “se empieza a ver que hay empresas que ganan dinero y que empiezan a tener beneficios”. “Eso también ayuda a que el crecimiento de los salarios pueda ir consolidándose en un futuro”, ha sentenciado.

Sin embargo, otras fuentes aseguran que desde Cepyme, la parte de la patonal que representa a las pequeñas y medianas empresas, este optimismo no está tan claro y siguen defendiendo en esta negociación que seis de cada diez de estas compañías de menor tamaño sigue teniendo pérdidas.

Normas