La mayor compra en 2014 fue una división de salud de Siemens
Hospital Quirón en Barcelona, del que CVC se hizo el pasado año con el control accionarial.
Hospital Quirón en Barcelona, del que CVC se hizo el pasado año con el control accionarial.

El capital riesgo se lanza a por el sector sanitario europeo

Estas firmas triplican la inversión en hospitales y empresas médicas

Gastaron 8.600 millones de euros en 58 operaciones

Hay apetito inversor. Los fondos de capital riesgo miran con enorme interés el sector de la salud. Así se desprende de los últimos datos de 2014, en el que estas firmas han triplicado sus apuestas por activos estratégicos en hospitales, farmacéuticas o en empresas de tecnología médica.

El pasado año, las firmas de capital riesgo invirtieron 8.600 millones de euros (9.600 millones de dólares) en 58 operaciones en el viejo continente, frente a los 2.868 millones de euros del año anterior. Son datos del Informe de capital riesgo en el sector sanitario, de la consultora Bain & Company. Esta cifra no se alcanzaba desde 2007, justo antes de que Europa comenzara a sufrir la crisis financiera proveniente de EE UU.

En el caso de Europa, el año 2014 fue especialmente intenso en el volumen de operaciones, aunque el patrón se repitió en todo el mundo. A nivel global, las inversiones alcanzaron los 26.535 millones, doblando las de 2013. Este aumento se debió, fundamentalmente, al incremento del número de grandes transacciones.

Año récord de fusiones y adquisiciones

Además del aumento de operaciones de capital riesgo, el informe de Bain & Company destaca que el mercado de fusiones y adquisiciones en el sector sanitario dobló su tamaño en 2014. Concretamente alcanzó los 364.000 millones de euros una cifra que no se había alcanzado en ninguno de los años precedentes recogidos en el estudio.

Gran parte de esta magnitud se debe al apetito comprado del laboratorio Actavis, que se hizo con Allergan por 58.274 millones, y con Forest Laboratories por 25.100 millones.

También Medtronic protagonizó otra gran compra, la de Covidien por 44.825 millones. Otro de los importantes movimientos se produjo por la compra de GSK del negocio de vacunas de Novartis.

Entre las empresas farmacéuticas, sin embargo, el informe de Bain & Company resalta que las operaciones exclusivas del capital riesgo se redujeron en número y en tamaño. Si en 2013 alcanzaron los 6.815 millones, en todo el mundo, un año después cayeron hasta los 5.110 millones, con un 20% menor del número de movimientos. El mayor acuerdo fue la adquisición de Medpace por parte de Cinven, por 820 millones.

La principal adquisición la realizaron los fondos Starr Investment Holding y Partners Groups Holding, que gastaron 3.945 millones en la consultora de servicios sanitarios Multiplan en EE UU. The Carlyle Group compró, por su parte, la compañía de tecnología médica Ortho-Clinical Diagnostics (una división de Johnson & Johnson), también en ese país, por 3.585 millones.

En el caso europeo, la mayor operación la protagonizaron EQT y la alemana Santo Holding (como socio minoritario) para comprar la división de audiología del gigante Siemens, por 2.420 millones. La siguiente gran inversión en el continente la encabezaron Montagu Private Equity y Astorg Partners (junto a un grupo de gestores) para hacerse con la firma Sebia International, de tecnología capilar, por 1.700 millones.

Los más activos

Entre los fondos más activos el año pasado se encontraron Montagu, EQT, CVC, Nordic Capital y HG Capital.

En la venta de hospitales, destacó la transferencia Waterland, que se hizo con el grupo alemán Median Kliniken, con 45 centros especializados en rehabilitación, por 1.165 millones.

Precisamente en España la mayor operación sanitaria se dio en el ámbito hospitalario. CVC Capital Partners protagonizó la quinta mayor operación europea al adquirir a Doughty Hanson su participación en Quirón. Tras ese movimiento, CVC fusionó sus centros bajo la insignia de IDC Salud (antigua Capio) con los recién comprados para construir el tercer grupo europeo de clínicas privadas.

En España también se produjo otra pequeña operación, de 14 millones, en este caso con la compra de las residencias Geriátricos del Principado por parte de Magnum. La firma fundada por el ex banquero Ángel Corcóstegui controla también de la marca Geriatros, y la de Eptisa, que en su cartera dispone de los centros Casta Salud.

Estas adquisiciones, como recuerda el informe de Bain & Company, se enmarcan dentro de un contexto de control de consolidación fiscal en toda Europa. “La contención de costes es un tema crucial”, se resalta en el documento. Las diferentes Administraciones dentro de cada país continúan siendo el principal cliente para compañías farmacéuticas, empresas de tecnología médica y un colaborador habitual de los centros privados, lo que afecta directamente a las cuentas de resultados de las empresas. En España, por ejemplo, el sector de clínicas se ha visto sometido a una concentración en mano de pocos operadores para ganar sinergias.

"Hay muchas razones que hacen atractivo el sector sanitario europeo para los inversores de capital riesgo: espacio para consolidar algunos mercados, oportunidades para mejorar la eficiencia de la provisión sanitaria, o las mayores tasas de enfermos crónicos y el envejecimiento de la población", señalan desde la consultora.

Normas
Entra en EL PAÍS