Cambiar la pantalla del Apple Watch podría costar dos terceras partes de lo que vale el propio reloj
La pantalla del Apple Watch es más frágil de lo esperado

La pantalla del Apple Watch es más frágil de lo esperado

Muchos de los nuevos dispositivos que salen al mercado son sometidos a duras pruebas tanto de rendimiento como de caídas para demostrar lo resistente que son y la garantía de durabilidad que pueden ofrecer ante determinadas situaciones.

Aunque la mejor prueba siempre es el uso diario del dispositivo por parte de los usuarios. Ahora, pocos días después de que el Apple Watch haya comenzado a llegar a los usuarios, es cuando el smartWatch de Apple comienza a ponerse a prueba en condiciones reales y ya son muchas los testimonios, imágenes y vídeos que circulan por la red poniendo en duda la durabilidad de su pantalla.

Uno de ellas, llega a través del Mike Elgan, periodista estadounidense, blogger y columnista, que acaba de publicar un post que un compañero suyo ha publicado a través de la red social Google + y donde afirma que la pantalla de su Apple Watch ya se ha agrietado. Según explica, al meter la mano al bolsillo del pantalón, el cierre de su reloj se abrió y se le cayó al suelo desde una altura inferior a un metro y que fue suficiente para que su pantalla se rompiese.

La pantalla del Apple Watch es más frágil de lo esperado

Según ha desvelado CNET, otra prueba realizada en la que se deja caer una sartén de 1,8 kg de peso sobre el Apple Watch desde escasos centímetros provoca también que la pantalla se haga añicos literalmente tal y como se puede ver en el vídeo.

Además, existen numerosos mensajes a través de las redes sociales en donde otros usuarios explican situaciones parecidas en las que la pantalla del Apple Watch demostraría su fragilidad y en los que confirman que una vez se ha roto, el dispositivo queda prácticamente inutilizable.

Lo peor del asunto es que el propio fabricante, ha puesto un precio de 239 dólares para realizar la sustitución de la pantalla del Apple Watch, cuando se trata de un reloj con un precio de unos 350 dólares. Sin duda, algo desproporcionado ya que está costando arreglar la pantalla dos terceras partes de lo que cuesta un dispositivo nuevo.

Lo que es más preocupante es que según han informado algunos usuarios, parece que incluso sin llegar a golpear el Apple Watch en su versión con cristal de zafiro, algunos rasguños también estarían apareciendo en ellos.

 

Normas