Se enfrentaría a sanciones de más de 6.000 millones de euros
La Unión Europea acusa a Google de abuso en las búsquedas e investigará a Android por monopolio

La Unión Europea acusa a Google de abuso en las búsquedas e investigará a Android por monopolio

Se temía lo peor, y así ha sido. Desde hace varios meses hemos oído distintas quejas acerca de la posición abusiva de Google en una gran cantidad de servicios incluyendo las búsquedas online y como no, su sistema operativo móvil. Pues bien, finalmente la Comisión Europea ha acusado a Google de abuso de posición dominante en una gran variedad de aspectos, lo que podría conllevar a unas sanciones millonarias.

La Comisión ha enviado a la compañía estadounidense una serie de cargos en los que se le acusa de lograr, de forma indebida, un 90% de cuota de mercado en Europa promocionando sus servicios por encima de los demás, algo totalmente injusto para sus competidores. “"En el caso de Google me preocupa que la compañía haya dado una ventaja injusta a su servicio de comparadores de compra de productos, en vulneración de las leyes antitrust de la UE", ha indicado durante su intervención Margrethe Vestager, comisaria de Competencia de la UE.

Desde luego, se trataría de uno de los principales escándalos en lo que a monopolio se refiere de la historia de la Unión Europea. Si bien hace cinco años, el entonces comisario Joaquín Almunia decidió pactar con Google para evitar la penalización económica, en esta ocasión su sucesora se ha decantado por abrir el expediente que podría provocar unas sanciones superiores a los 6.200 millones de euros, un 10% de la facturación total de Google –aunque es de esperar que finalmente esta cantidad disminuya-. Este caso se uniría, por ejemplo, al de Microsoft, también sancionada por Bruselas por unos 2.000 millones de euros.

Según el comunicado enviado por el Ejecutivo Europeo, Google ofrece un tratamiento favorable en algunos de sus servicios como el comparador Google Shopping, desviando el tráfico de servicios de comparadores rivales. No obstante, uno de los puntos que más llama la atención es el de Android, una investigación que se abrió hace ya algunos meses y en el que finalmente se analizará si Google ha vulnerado las reglas antitrust de la UE impidiendo el desarrollo y el acceso al mercado de sistemas operativos móviles rivales, aplicaciones y servicios, examinando los acuerdos de Google con los fabricantes de teléfonos móviles para comprobar si efectivamente se ha procedido de manera ilegal a intentar copar el mercado de los sistemas operativos móviles.

La Comisión Europea también indica que se están analizando otras tres prácticas más de la compañía: el uso de contenido de terceros en los resultados de búsqueda sin consentimiento, las condiciones de la publicidad asociada a búsquedas online y las restricciones impuestas por Google a la migración de campañas diseñadas con Google Adwords a otras plataformas rivales. En definitiva, se trata de un duro golpe para Google que vería como su “monopolio” europeo se vería altamente afectado en el caso de que, finalmente, los recursos sean rechazados por la Unión Europea.

Fuente

Normas