El 53% del parque tiene más de 11 años, tres puntos porcentuales más que en 2014

La edad media de los coches en España crece hasta los 11,5 años

Coches circulando por las carreteras españolas
Coches circulando por las carreteras españolas

Las cafeteras siguen poblando las carreteras españolas. Los vehículos de más de 10 años siguen siendo mayoría pese a los continuos esfuerzos de las instituciones públicas y las asociaciones de hacer mella en este fenómeno. La edad media de los coches que circulan por España ha alcanzado los 11,5 años, dos meses más viejos de media que el año pasado, cuando se quedaron en los 11,3 años de antigüedad, según las estimaciones realizadas por la patronal española de fabricantes de vehículos Anfac.
Esta edad sube porque el porcentaje de vehículos viejos en carretera es mayor. El 53% del parque automovilístico tiene más de 11 años, según los datos de la consultora especializada MSI para el Balance del Sector de la Automoción 2014 realizado por TNS. Un 29% del total del parque tienen entre 11 y 15 años y otro 24% tienen más de 15 años. En 2014, los vehículos de más de 11 años representaban exactamente la mitad del parque y, de ellos, el 21% eran vehículos de más de 15 años. La presencia de los automóviles más viejos en el conjunto del parque se ha incrementado en tres puntos porcentuales en sólo un año.
Desde Anfac, recuerdan la cifra de siniestralidad como llamada de atención sobre este problema. La antigüedad media de los vehículos que han intervenido en un siniestro con víctimas mortales el año pasado fue 14 años. Según un estudio de Race y Bosch, la posibilidad de fallecer en un accidente de tráfico se triplica en los coches de más de 10 años. Además, un vehículo nuevo consume un 30% menos de combustible y emite un 95% menos de partículas que uno antiguo.
La expectativa es que este envejecimiento no se detenga. Las cifras de la consultora Audatex, por su parte, estiman que en 2017, España tendrá más de 16 millones de vehículos de más de 10 años circulando por las carreteras. Mientras que en 2007, el porcentaje de coches de más de 10 años en el total del parque era del 33%, en 2014 ya ha subido al 53% y se espera que en 2020, esta tasa de participación en el mercado total de los coches de más de 10 años habrá crecido hasta representar el 66% del total.
“Seguimos teniendo un parque muy envejecido pero los planes PIVE han servido para frenar una tendencia que iba al alza, sacando un millón de coches antiguos de las carreteras”, remarcan desde la asociación Anfac. Así, mientras que en los años previos a la crisis, la antigüedad del parque se mantenía en una media de entre ocho y nueve años, desde 2008 la edad de los coches no ha dejado de ascender.
En 2008, la media era de 8,89 años; en 2009, se colocó en 9,3 años; en 2010, en 9,73. Para 2011, los coches superaron los 10 años de edad media, alcanzando una vida de 10,26 años. En 2012, se colocó en 10,83 años y en 2013, traspasó la barrera de los 11 años, quedándose en 11,34 años. De este periodo, el menor crecimiento de la antigüedad se ha producido entre 2013 y 2014, lo que podría suponer que esta tendencia se ha estabilizado de nuevo.
Oportunidad
El mercado de matriculaciones de coches no tiene aún el fuste necesario para revertir esta situación o devolverla, al menos, a tasas de antigüedad previas a la crisis. Para Anfac, “este envejecimiento es una oportunidad para que el mercado crezca”, señalan.
Según ellos, “la reducción de la antigüedad no se solventará hasta que no se alcance un nivel de mercado de 1,2 millones de vehículos vendidos cada año”, cifra consenso del sector como mercado natural de España, teniendo en cuenta el número de habitantes, la renta per capita y la tasa de motorización del país.

Menos que en los países europeos

Pese a lo que pueda parecer, la motorización en España es baja respecto a la media de los países de la Unión Europea y muy baja si nos centramos en los principales mercados de la Eurozona. En España había 467 vehículos por cada 1.000 habitantes a finales de 2013, que son los últimos datos disponibles. Sin embargo, la media europea está en 487 automóviles por cada 1.000 ciudadanos.
España tiene 72 coches menos por cada 1.000 habitantes que Alemania, que mantiene 539 vehículos. En Francia, hay 512 coches por cada 1.000 personas, 45 más que en España y en Italia, la diferencia es mayor. El país trasalpino cuenta con 621 vehículos por cada 1.000 ciudadanos, nada menos que 154 más que en España. De los cinco principales mercados europeos, España sólo supera a Reino Unido por muy poco. La tasa de motorización británica es de 464 vehículos, sólo tres menos que la española.
Esta tasa de motorización ha ido decreciendo en España desde la crisis. En 2007, había 481 vehículos en España por cada 1.000 habitantes. En esas fechas, se vendían 1,6 millones de vehículos al año en España, casi el doble que ahora.
Además, en Europa, la edad media de los vehículos también es más baja. En países como Alemania o Francia, la antigüedad del parque ronda los ocho años o los ocho años y medio, las cifras que tenía España en 2008.

Normas