Se podrían sustituir algunas medidas por otras

Merkel: "Si Grecia cumple antes, antes podrá recibir dinero"

La canciller de Alemania, Angela Merkel, admitió hoy que Grecia podría recibir “antes” algún desembolso de la ayuda financiera si cumple “antes” con el plan de reformas, al tiempo que admitió que Atenas podrá sustituir algunas medidas por otras si tienen el mismo impacto y no perjudican las finanzas.

“No se ha dicho que el último día de la prórroga del programa (a finales de junio) es el del desembolso de un posible tramo. Si en el marco del acuerdo del 20 de febrero finalizamos antes y una vez cumplidos todos los deberes, puede desembolsarse dinero”, señaló Merkel en la rueda de prensa posterior a la cumbre europea, donde recalcó que cualquier decisión se toma en el ámbito del Eurogrupo.

Recordó que el acuerdo de hace un mes entre Grecia y sus socios de la eurozona deja claro que como primer paso para un desembolso debe haber una evaluación y revisión de las reformas por parte de las instituciones -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional-, y en un segundo paso se requiere la autorización del Eurogrupo.

Esa situación afecta tanto al desembolso del tramo pendiente de la eurozona o el pago en subtramos de 1.800 millones de euros, como de la transferencia de 1.900 millones de euros que Grecia reclama al BCE procedentes del rendimiento de los bonos griegos.

Merkel igualmente señaló que en el caso de Grecia no se ha cambiado ningún modelo, porque también en anteriores rescates hubo revisiones del cumplimiento de las exigencias y “acciones previas” que se debían ejecutar para recibir financiación.

Normalmente hay un calendario para la ejecución de las reformas y “no todas tienen que estar ya hechas” en el momento del desembolso, pero sí estar ya adoptadas por el Parlamento heleno.

Por su parte, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo que “no tiene más la obligación de aplicar las medidas que provocan la recesión” e indicó que su Gobierno presentará y aplicará sus propias reformas.

“Grecia puede sustituir reformas individuales si tienen el mismo efecto. Si fuera así tienen que evaluarlo las instituciones y después proponérselo al Eurogrupo. En Irlanda se dio la situación en la que el Gobierno sustituyó unas reformas por otras, pero lo importante aquí es que al final estén bien las cuentas”, dijo.

La canciller, que se reunirá el lunes en Berlín con Tsipras, recalcó además que ella nunca ha participado en el debate sobre el “Grexident”, el término con el que la prensa internacional se refiere a una eventual salida accidental de Grecia del euro, al tiempo que recalcó que tampoco lo hará ahora.

“Todo nuestro esfuerzo es para señalar el camino a seguir y en eso hemos trabajado anoche. Ahora lo que acordamos debe ser aplicado”, señaló.

Sostuvo también que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, informó a los demás líderes de que no participaron en el encuentro restringido y que “no ha habido discusiones” por el malestar de algunos, como el belga Charles Michel, por el formato de la cita.

“Hubo una gran coincidencia en que ése es ahora el camino apropiado”, a seguir entre Atenas y sus socios del euro, dijo.

Merkel señaló que no espera ya para el próximo lunes una lista de reformas por parte de Tsipras, porque no es a ella a la que tiene que presentar el documento, sino a las instituciones, pero reveló que con el primer ministro heleno abordará el lunes la agenda de reformas y la ayuda o ayuda bilateral de Alemania a Grecia.

La canciller germana se refirió a la asistencia que presta Berlín a Grecia para reformar el sector sanitario y a su responsabilidad de repartir las tareas entre los socios para mejorar la administración local, donde se ha logrado “algunos progresos pero no está finalizado el trabajo”.

“Ahora hay que preguntar a las autoridades griegas si quieren proseguir y concluir estos proyectos o no”, señaló Merkel.

 

Normas