_
_
_
_

"Diabolus in economia". La nueva danza del USD.

El poema sinfónico “Danse Macabre” de Saint-Saens fue estrenado en París el 24 de enero de 1875. Está basado en un poema de Hernri Cazalis, que describe a la Muerte tocando el violín a media noche (el arpa al inicio de la obra, a modo de reloj, marca las doce campanadas) sobre una tumba. A su llamada acuden los esqueletos de los muertos que salen de sus tumbas para danzar al ritmo de la Muerte que interpreta una viva melodía a ritmo de vals. La percusión (en concreto el xilófono) imita a los huesos de los esqueletos chocando entre sí. Al final, el canto del gallo (representado por el oboe) que anuncia el día hace que todos se retiren a sus tumbas aterrorizados, volviendo la calma a la noche.

Nada más empezar, el violín genera una tensión al ejecutar un acorde de quinta disminuida, contrapuesto a otro de quinta justa alternativamente como si la Muerte estuviera afinando su violín antes de embaucar a todos los muertos con la danza.

Este primer acorde (formado por tres tonos enteros) es conocido como tritono y en la Edad Media era considerado un acorde satánico. Fue un acorde prohibido por su carácter maligno, pues levantaba inquietud en quien lo escuchaba, y producía una disonancia tan perturbadora en el oyente que su naturaleza lo llevaba irremediablemente a pensamientos impuros. Durante mucho tiempo se consideró que su mera ejecución era una invocación a la presencia del diablo. Por ello durante mucho tiempo fue conocido como “diábolus in música” ("acorde del diablo" o "diablo en música").

El segundo acorde, con el que altera presencia en varias partes de la obra, esta afinado en quintas justas (tres tonos y un semitono), la habitual en las cuerdas del violín y cualquier instrumento de cuerda. La alternancia de ambos acordes muestra a las claras la diferencia entre ambos.

Dado que es obligado que estos dos primeros acordes sean interpretados por el violinista con “cuerda al aire” es decir sin pisar la cuerda, (lo cual es lógico pues, como antes dijimos, se trata de simular que la Muerte está afinando el violín), la afinación del instrumento solista es especial: la primera cuerda la afina en Mi bemol en lugar de Mi natural. Ello obliga al solista a hacer ajustes sobre la marcha, cuando toca la cuerda “prima” (la más aguda) para no desafinar durante el resto de la pieza.

Por último, a partir del Barroco y en espacial del Romanticismo, se relajó la prohibición y se empezó a permitir su uso, siempre sujeto a una estricta normativa. Prácticamente estaba limitado a generar tensión transitoria en las obras, ya que inmediatamente tenía que resolverse en otro acorde que restableciera la "calma". Era simplemente un acorde de paso, para dar colorido, pero nunca pudo ocupar un sonido protagonista o central. Solo se utilizaba para poder recrear ciertas atmósferas. Sin embargo, la mayoría de las obras que lo utilizaban no se alejaban de la temática demoníaca, y de la que es claro ejemplo la que nos ocupa [1].

La versión con cantante solista es anterior (1972) pero es menos interpretada y famosa que su versión orquestal con violín solista de protagonista absoluto.

Esta semana se ha iniciado definitivamente la danza macabra del €-QE. Las entidades financiera (como muertos / esqueletos) acuden a la llamada de Dragui (la Muerte) que les suministra recursos con los que adulterar los precios de activos financieros (bonos, acciones, divisas). La inflación (“diabolus in economía”) es invocada como solución a todos los males aunque para ello tenga que alterar todos los esquemas conceptuales (la afinación del violín solista) que hasta ahora han servido de guía a los bancos centrales.

Cuando he visto hoy que la confianza del consumidor (Universidad de Michigan) volvía a caer a pesar de los "buenos" datos de empleo americanos [2], he vuelto a constatar que dicha confianza va realmente al copas del precio de la gasolina (que ha venido subiendo y reducido la confianza) que de la tasa de paro (que actualmente es un pésimo estimador de la situación real del mercado laboral). Eso me sirvió para acordarme del estupor que me producía oír a Dragui alegrarse por la subida del precio de la gasolina hace una semana y a la vez pedir que el salario mínimo en Grecia no debía subirse.

La desconexión entre realidad de las autoridades y la población en general me produce el mismo "descoloque" que le producía a los oyentes pre-románticos el "diabolus in música"

Al final el gallo cantará y todo habrá de volver a la realidad (la luz del día), tras la danza.

NOTAS:

  1. El tritono se ha utilizado de manera generalizada en varios tipos de música, pero donde sin duda el tritono alcanza su máximo esplendor es en el heavy metal. Una de las bandas que sentó las bases del metal tal y como hoy lo conocemos, Black Sabbath, llevó al concepto del tritono de una forma completamente "accidental" e involuntaria. El grupo liderado por Ozzy Osbourne, compuso en 1969 una canción homónima al grupo(“Black Sabbath”), cuya introducción tiene varios tritonos. Tony Iommi, guitarrista de Black Sabbath, explica que cuando compuso la famosa introducción del tema no había oído hablar del “diabolus in musica”, simplemente quiso darle a la canción un aire oscuro y demoníaco. "Cuando comenzé a escribir el material de Black Sabbath, simplemente buscaba algo que sonara bien. Nunca pensé que iba a hacer música demoníaca [...]. No sabría definirlo correctamente, ya que no sé leer música".
  2. Algo parecido parece ocurrir con las ventas minoristas y el empleo. http://www.bloomberg.com/news/articles/2015-03-12/american-mystery-story-consumers-aren-t-spending-even-in-a-booming-job-market

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_