La entidad avanza un 11% en las tres últimas sesiones

Bankia: los tres estímulos para el valor en Bolsa

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, durante la presentación de sus resultados
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, durante la presentación de sus resultados

Días intensos para Bankia. El viernes se conoció el acuerdo entre la entidad nacionalizada y el Frob para repartirse el importe de las indemnizaciones por las posibles irregularidades en su salida a Bolsa. Ese mismo día la entidad anunció que distribuirá un dividendo de 0,0175 euros por acción El plato fuerte de esta intensa sucesión de noticias sobre el banco presidido por Ignacio Goirigolzarri llegó con la presentación de sus cuentas del año pasado, conocidas el sábado. La entidad ganó 784 millones de euros el año pasado, un 22% más.

¿Cómo se toma el mercado este combinado de noticias? Realmente bien. Los títulos de Bankia avanzan un 3,24% al ciere. Junto a las subidas de los dos días precedentes, el banco sube un 9,48% en tres días. Es más que el alza que acumula en el año (+8,24%), lo que da una idea de la importancia de esta racha del valor. Antes de estas noticias, cotizaba en caídas anuales. Estas son las tres razones de sus subidas.

1. Claridad sobre los litigios. Los expertos del departamento de análisis de Bankinter explican que “con estos resultados, la dotación de provisiones y el anuncio de que volverá a pagar dividendo se eliminan parte de las incertidumbres sobre el valor”. Bankia ha sido muy castigada durante las últimas semanas por las dudas sobre cómo haría frente a las posibles indemnizaciones por la salida a Bolsa. La entidad ha provisionado para un impacto de 312 millones de euros por las reclamaciones en su ops, un 40% del total estimado, ya que del 60% restante se hará cargo el Frob.

El acuerdo sobre el reparto de las indemnizaciones es el primer factor que puede ayudar a relanzar al banco nacionalizado en Bolsa. Morgan Stanley explica que el acuerdo para compartir costes con el Estado “debería significar que el litigio sobre la salida a Bolsa ha quedado atrás”. La firma estadounidense reitera su recomendación de sobreponderar el valor con un precio objetivo a doce meses de 1,7 euros por acción, lo que representa un potencial de revalorización a doce meses del 25%.

2. Sólidos resultados. El segundo punto a favor de Bankia son sus cuentas corporativas. En opinión de los expertos de Renta 4, estos resultados “confirman la senda de recuperación del margen de intereses, después de un cargo extraordinario para reclamaciones de la salida a Bolsa que se ha situado en la parte baja del rango que el mercado barajaba”. Por esa razón, la firma mejora su recomendación del valor y pasa de infraponderar a mantener. El margen bruto de la entidad fue en 2014 un 1% superior a lo que esperaba el mercado, aunque el beneficio neto es un 21% inferior por la provisión de la salida a Bolsa. También destaca su ROE del 8,6%, lo que en su opinión “hace factible el objetivo de la entidad de alcanzar un 10% en 2015”.

Para los analistas de Citi, uno de los puntos más destacables de las cuentas del banco de es que “la estabilidad en el aumento de los intereses de los préstamos es un signo positivo de la exitosa transformación desde un banco de hipotecas en una institución de préstamos mucho más diversificados”. En esta línea, los expertos de Morgan Stanley consideran que el aumento en los préstamos a empresas calma los riesgos para su margen de intereses.

Con todo, los expertos de Citi consideran que el negocio de Bankia se enfrenta a dos retos en el futuro: la competencia en el sector de préstamos a pymes con el resto de entidades y el cambio de valoración de aquí a 2016 de su cartera ALCO (la que recoge las inversiones en deuda pública) porque “los intereses de la deuda española han caído entre 100 y 200 puntos básicos comparado con la rentabilidad de la cartera original”.

Esta cuestión afecta a las cuentas de resultados de todos los bancos españoles que se han beneficiado de la caída en la rentabilidad de la deuda pública española y que ahora, según los expertos de Bloomberg, debería llevarles a un cambio de estrategia por la caída de las rentabilidades a mínimos históricos, aumentando vencimientos o adquiriendo deuda corporativa. Según datos de la agencia de noticias, Bankia posee unos 68.300 millones de euros en bonos, un 27,9% de sus activos, a un interés medio del 2,6%.

3. Pago del dividendo. El tercer apoyo para la marcha futura de Bankia en Bolsa debería ser su decisión de empezar a pagar dividendos. En concreto, la entidad pagará a sus accionistas 0,0175 euros por acción, en efectivo, lo que representa una rentabilidad por dividendo del 1,3%. Estaba previsto que la entidad nacionalizada empezara a retribuir a sus accionistas este ejercicio, pero las dudas sobre el reparto del pago de las posibles indemnizaciones a los inversores por las reclamaciones en la salida a Bolsa también había generado incertidumbre sobre este punto. Es un nuevo factor que se aclara y debería allanar el camino de la entidad.

Morgan Stanley considera, de hecho, que el payout (el porcentaje de los beneficios que la entidad destina al pago del dividendo) crecerá el próximo año a entre el 40% y el 50%. Actualmente el payout es del 25%, así que el incremento sería muy significativo.

De momento, la opinión de los expertos que siguen al valor recopilada por la agencia Bloomberg sigue mostrando cierta indecisión sobre su capacidad de subir en Bolsa en el futuro. Así, el porcentaje de analistas que siguen al valor que recomienda comprar es el mismo (un 31%) que el de quienes aconsejan vender, mientras que un 38% aconseja mantener acciones de la compañía.

Normas
Entra en El País para participar