Dice que sus escritos "parecen basados en conjeturas"

El contrainforme de Bankia califica de “subjetivas” las conclusiones de los peritos

GRA005 MADRID, 922015.-Carlos Aguilar,d., abogado del expresidente de Bankia Miguel Blesa, a su llegada a la Audiencia Nacional donde el juez Fernando Andreu ha convocado a todas las partes personadas en el "caso Bankia" para decidir si impone fianzas civiles a los imputados por presuntas irregularidades en su salida a bolsa, tal y como le han reclamado varias acusaciones particulares de accionistas afectados. EFEFernando Alvarado
GRA005 MADRID, 9/2/2015.-Carlos Aguilar,d., abogado del expresidente de Bankia Miguel Blesa, a su llegada a la Audiencia Nacional donde el juez Fernando Andreu ha convocado a todas las partes personadas en el "caso Bankia" para decidir si impone fianzas civiles a los imputados por presuntas irregularidades en su salida a bolsa, tal y como le han reclamado varias acusaciones particulares de accionistas afectados. EFE/Fernando Alvarado EFE

Bankia presentó ayer ante el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, su réplica al informe pericial realizado por los peritos Víctor Sánchez y Antonio Busquets. El escrito, realizado por el catedrático de Economía Financiera y Contabilidad, Leandro Cañibano, tira (o intenta tirar) por tierra los principales argumentos de los peritos sobre el caso Bankia. Concluye que las cuentas recogidas en el folleto para la salida a Bolsa de la entidad en 2011 reflejan “la imagen fiel del patrimonio, la situación financiera y los resultados del ejercicio a la fecha correspondiente” (marzo de 2011 y diciembre de 2010). Considera así que las cuentas presentadas por Rodrigo Rato eran correctas, lo mismo que la reformulación erealizada por José Ignacio Goirigolzarri.

 En un contrainforme de 209 páginas, el experto independiente destaca que ni la CNMV,ni el Banco de España, ni los auditores presentaron “objeción alguna” ni a las cuentas de la entidad ni a la Oferta Pública de Suscrioción de acciones (OPS) su salida a Bolsa. Este duro contrainforme llama la atención sobre el “carácter subjetivo” de las conclusiones de los peritos, que “más parecen basadas en conjeturas y en opiniones personales que en datos obtenidos empíricamente y adecuadamente contrastados”. Este es uno de los dos informes que encargó Bankia para su defensa. El segundo lo ha realizado el inspector del Banco de España en excedencia, Rubén Manso Olivar, especializado en entidades de crédito.

Error Contable

Cañibano afirma que los dos peritos del Banco de España realizaron una “interpretación inadecuada del término error contable”. “No nos parece adecuado confundir, como hacen los peritos, errores con cambios en las estimaciones, postura que se hace todavía menos aceptable si consideramos que la evaluación de los posibles errores se basa en información no disponible en el momento de formular las cuentas anuales de cada periodo, sino conocida posteriormente”, subraya. Además, destaca que “juzgar unos hechos acontecidos en un determinado momento en función del desenlace conocido posteriormente (...) es, a todas luces, poco adecuado para obtener conclusiones válidas”.

El contrainforme de Bankia considera que las últimas cuentas que presentó el expresidente Rodrigo Rato correspondientes a 2011 eran “conforme a la ley”, aunque eso no impide que posteriormente fueran reformuladas por su sucesor, José Ignacio Goirigolzarri. Su reformulación, que transformó un beneficio de 309 millones en 2011 en unas pérdidas de 2.979 millones tras llega a Bankia en mayo de 2012, no se debió a errores contables sino a un cambio en las estimaciones al haber nueva información disponible. Las excepcionales circunstancias económicas que España en general y las entidades financieras en particular venían atravesando en los momentos finales de 2011 y principios de 2012 justificaban esos cambios, argumenta el informe. También fue determinante para BFA-Bankia acabar necesitando más ayudas públicas.

Provisión genérica

Un punto que también destaca el catedrático es en lo que considera una “incorrecta interpretación” que hicieron los peritos del Código de Comercio sobre reformulación de cuentas anuales. Cañibano señala que los dos inspectores no tienen en cuenta la provisión genérica para “calcular la incidencia de los supuestos errores contables en la determinación del patrimonio y los resultados del ejercicio de ambas entidades, “pasando por alto que los ajustes que proponen, si se hubieran realizado, no habrían afectado ni al patrimonio ni a los resultados de Bankia y BFA”, ya que había dinero suficiente.

Explica que las provisiones “son superiores a los montantes” propuestos por los peritos, quienes no tuvieron en cuenta las provisiones genéricas, centrándose solo en las específicas. A 31 de diciembre de 2010, BFA contaba con provisiones por 2.901 millones de euros. Mientras, que a 31 de marzo de 2011, Bankia contaba con provisiones de 2.768 millones de euros, una cifra que bajó a los 2.257 millones a 30 de junio de 2011.

En el caso de que se hubieran aplicado los ajustes contables que defendía Busquets, el sobrante de la provisión genérica en el caso de las cuentas de BFA hubiera sido de 2.901 millones de euros y el de Bankia a 31 de marzo de 2011 de 1.691 millones. Si se hubiera tomado como referencia las cifras a 30 de junio de 2011, el sobrante habría sido de 103 millones. Por el contrario, si se hubieran considerado los ajustes de Víctor Sánchez, el sobrante de provisión en el caso de BFA hubiera sido de 2.124 millones de euros, en Bankia a 31 de marzo de 2011 de 1.443 millones y a 30 de junio de 2011 de 383 millones de euros. “Todo análisis de la situación patrimonial de una entidad de crédito pasa, ineludiblemente, por la contemplación de las dotaciones genéricas, de modo que no se comprende que esta importante partida no haya sido tenida en cuenta por los peritos”, recalca el experto.

Especifica que el análisis de las dotaciones realizadas en el sector de las entidades de crédito muestra “no solo un crecimiento de los deterioros reconocidos, sino, además, unas cifras considerablemente más altas a medida que avanza 2011”. Y cita a entidades como Banco Santander, BBVA, Sabadell o Banesto que tuvieron que ampliar sus dotaciones por deterioro en el segundo semestre de 2011. “No estamos presentando una media de todo el sector (...) Sin embargo, estimamos que pone suficientemente de manifiesto que en el segundo semestre de 2011 se realizaron, al menos en las entidades consideradas, un 168% más de dotaciones por deterioro que en el ejercicio anterior”, resume. En ese periodo de tiempo, Santander amplió sus provisiones un 131%, hasta los 2.364 millones de euros; BBVA un 211%, hasta los 2.907 millones; Sabadell un 165%, hasta los 1.448 millones de euros, y Banesto un 167%, hasta los 955 millones.

Sin objeticiones

El catedrático explica que “ni durante el proceso de creación de BFA y Bankia ni con ocasión su salida a Bolsa, se formuló objeción alguna por el auditor o por los diferentes organismos intervinientes”. Leandro Cañibano concluye que todos ellos disponían de “abundante información” acerca de ambos aspectos. “No formularon objeción alguna en relación con la valoración de las diferentes partidas de sus balances”, lo que “pone claramente de manifiesto que la información disponible en cada momento no evidenciaba circunstancias diferentes a las tenidas en cuenta con Bankia y BFA al formular la información financiera correspondiente tanto a las cuentas anuales como intermedias”.

“Carácter subjetivo”

Este duro contrainforme llama la atención sobre el “carácter subjetivo” de las conclusiones de los peritos, que “más parecen basadas en conjeturas y en opiniones personales que en datos obtenidos empíricamente y adecuadamente contrastados”. El escrito de este catedrático añade que los dos peritos utilizan muestras no significativas desde un punto de vista estadístico (al examinar el créditoa la clientela examinaron 25 expedientes, y otros 44 sin que responda a un criterio fijo. Para la cartera de crédito a promotores se analizaron 19 operaciones). Y hacen valoraciones o clasificaciones incorrectas de partidas como activos por impuestos diferidos o intereses minoritarios de Bancaja Inversiones (BISA).

5.133 millones

El experto independiente también hace mención en su informe de las diferencias númericas entre los informes de los dos peritos, cuyas propuestas sobre los ajustes que debía llevar a cabo BFA-Bankia difieren en 5.133 millones.

Sin contagio en Bankia

El duro informe de Cañibano afirma que los peritos consideran “equivocadamente” que los ajustes contables de la matriz BFA tienen efectos patrimoniales en las cuantes de su dependiente Bankia.