Según un documento que la patronal ha enviado a su junta directiva

CEOE mantiene que los sueldos deben subir un máximo del 0,6% este año y el 0,8% en 2016

 El presidente de CEOE, Juan Rosell,
El presidente de CEOE, Juan Rosell,

Las posturas de patronal y sindicatos respecto a la negociación del acuerdo de convenios --que incluirá las recomendaciones salariales para este año y el próximo-- siguen algo distanciadas, pese a que los responsables técnicos de los agentes sociales aseguraban que el pacto se podía cerrar hoy mismo.

A pocas horas de la reunión que se iba a mantener esta tarde, la patronal CEOE anuló el encuentro, justificando que la negociación de nivel técnico ya no tenía más recorrido y que debían ser los máximos líderes sindicales y patronales los que tomaran las riendas de la negociación.

 Al tiempo, la cúpula de CEOE ha enviado hoy a los miembros de su junta directiva un documento con los criterios salariales que están defendiendo los empresarios para este pacto. En dicho documento, al que ha tenido acceso Cinco Días, se indica que "los incrementos salariales serán hasta el 0,6% este año" "si la previsión de crecimiento anual del PIB a 1 de enero de 2015 (panel Funcas) es igual o superior al 2% de crecimiento anual en 2015". Y para 2016, defienden un alza salarial de "hasta el 0.8%, si la previsión de crecimiento anual del PIB a 1 de enero de 2016 es superior al crecimiento de 2015". Dicho esto, los empresarios precisan que "los sectores o subsectores podrán moverse dentro de estos parámetros, tanto en sentido negativo como positivo, en función de su situación económica".

 

Este planteamiento queda muy lejos de las subidas salariales del 1,5% que demandan los sindicatos, argumentando la necesidad de que los sueldos ganen poder adquisitivo --manejando una previsión de inflación del 0,6% para 2015 y un incremento de la productividad de almenos el 0,7%--. Según su criterio, es necesario "enviar un mensaje claro y rotundo de recuperación del poder de compra que estimule el consumo y el crecimiento".

No obstante, tanto fuentes patronales como sindicales han admitido que se trata de posiciones iniciales, que deberán converger en algún punto intermedio. De hecho, otras fuentes apuntan a que la recomendación, al menos para 2015 se quedará en el entorno del 1%. Si bien, el documento que CEOE ha enviado a sus máximos responsables advierte que si el punto de partida fuera el 1% y un sector quisiera negociar salarios variables y tuviera clásulas de garantía frente a la inflación, sus costes laborales se elevarían hasta el 1,5% o 2%.

En cualquier caso, a partir de hoy deberán ser los máximos líderes de CC OO, UGT, CEOE y Cepyme, los que lleguen a un punto de encuentro en una próxima reunión, que previsiblemente no se retrasará más allá de la próxima semana.