Las claves del impacto del petróleo sobre las Bolsas

¿Por qué el Ibex 35 se despide del rally de fin de año?

Ibex 35: caída precio petróleo
EFE

¿Cuáles son los motivos por los que el Ibex está a punto de caer a los mínimos anuales de octubre?

Hay un cúmulo de factores, con la caída del precio del petróleo como último y principal detonante. Al regreso del verano se confirmó el frenazo en la recuperación de la economía de la zona euro, con la que los inversores habían comenzado su apuesta en el inicio del año. Y aunque los mercados intentaron el rebote, e incluso han tanteado el rally de fin de año, han surgido nuevos elementos. La inquietud ante la ralentización de la economía china y la reciente volatilidad por el futuro político de Grecia y la posibilidad de un gobierno de Syriza contrario a las recetas de la troika desinflaron la pasada semana al Ibex hacia los 10.000 puntos. La imparable y brusca caída del petróleo y su efecto devastador sobre la cotización de las petroleras es el factor determinante en la caída de hoy.

¿Por qué el abaratamiento del crudo pasa factura a la Bolsa?

Lo que es en realidad un alivio para economías como la española está siendo también un factor negativo para la renta variable. El sector petrolero europeo fue hoy el más castigado, con un descenso del 3,06% y acumula una pérdida del 17% en el último mes. La radical caída del precio del petróleo, de más del 40% desde los máximos de junio, está motivada por la postura firme de la OPEP de no elevar su producción –abriendo así una guerra de precios con la que torpedear el fraking en Estados Unidos– y también por el descenso de la demanda de esta materia prima a nivel global, síntoma de una frágil recuperación económica que no termina de cuajar.

Este es el aspecto que más inquieta a los inversores, que encuentran renovadas razones para poner en duda la recuperación de algunas economías, en especial las emergentes. Así, el abaratamiento del crudo a mínimos de más de cinco años supone una seria amenaza para Rusia, que entrará en recesión en 2015. Su PIB se contraerá el 0,8% el próximo año, según estima ya el propio gobierno ruso, frente al aumento del 1,2% estimado anteriormente. La recesión rusa, y el escenario extremo de una suspensión de pagos, pesan negativamente en Bolsas como la alemana.

 ¿Qué papel puede tener el petróleo para impulsar a las Bolsas?

Los expertos coinciden en que, en términos netos, el descenso del precio del crudo es un factor positivo. Es decir, lo que su caída implica por el descenso de la demanda y la factura para las petroleras, es un elemento a favor por el abaratamiento del coste energético. “Los efectos de un menor precio del petróleo sobre los bonos y acciones son en su mayoría positivos”, explica el estratega de Robeco Peter van der Welle.

 ¿Qué implicaciones tiene la caída de hoy en el recorrido previsto para el Ibex 35?

Por lo pronto, da carpetazo al esperado rally de fin de año. Con el descenso de hoy, el Ibex 35 ha perforado el soporte de los 10.000 puntos, y el Eurostoxx también ha pulverizado el suyo, en los 3.000 puntos. Esto abre las compuertas para nuevas ventas, de acuerdo con el análisis técnico. Además, el panorama a más corto plazo tampoco es mucho más halagüeño. Los inversores se enfrentan a nuevos episodios de volatilidad esta misma semana. El miércoles se celebra en el parlamento de Atenas la primera votación para elegir al nuevo presidente de la República y el gobierno de Samaras necesita un importante apoyo para sacar adelante a su candidato y del que ahora carece. Habrá tres rondas de votaciones, que terminarán el 29 de diciembre. Si la apuesta de Samaras fracasa, se convocarán elecciones generales que podría ganar Syriza.

¿Cómo puede contribuir el BCE a estabilizar la situación?

La gran esperanza de los inversores de cara al inicio de 2015 es que el BCE decida ya en su primera reunión del año, el día 22 de enero, la activación de un quantitative easing que incluya compras de deuda soberana y corporativa. Esa inyección de liquidez impulsaría a las Bolsas y sin duda a los bonos, ajenos a la corrección bursátil y sostenidos por esa expectativa.