El fabricante americano incluirá una plataforma basada en QNX
Ford abandona Microsoft Sync y se pasa a un sistema compatible con Android Auto y Apple CarPlay

Ford abandona Microsoft Sync y se pasa a un sistema compatible con Android Auto y Apple CarPlay

Uno de los mayores fabricantes de coches, Ford, dice adiós a Microsoft Sync dentro de sus coches para pasarse a una plataforma QNX para los sistemas de infotaiment de sus vehículos, compatibles con Android Auto y Apple CarPlay, las dos propuestas que vienen pisando fuerte en este sentido para conectar los smartphones a los coches.

Lo cierto es que no es algo que pille de sorpresa. Ford, desde el momento en el que Apple anunció, por entonces, iOS in the Car en 2013, lo que al final se ha transformado en Apple CarPlay, ha mostrado su apoyo a la plataforma de Cupertino. Lo cierto es que la relación entre Ford y Apple viene de lejos, ya que desde 2006 sus coches han sido compatibles con todos los productos de la compañía californiana, desde el iPod hasta el último iPhone, incluso antes de adoptar la plataforma Windows Embedded Automotive basada en Windows CE (que también han utilizado otras marcas como Fiat o Alfa Romeo).

Ford, pese a su colaboración con Microsoft, se ha cuidado mucho de destacar que sus coches eran compatibles, tanto por USB como por Bluetooth, con los productos de Apple y ha mantenido Windows como software pese a las pobres reviews que los especialistas le iban dando año a año y las críticas de los usuarios, como las que recogía Engadget esta semana.

Fuentes de la marca han indicado que el cambio está motivado por ofrecer un sistema más sencillo y fácil de utilizar. De momento, la elección ha sido QNX que, por otra parte, es una plataforma que adquirió Blackberry en 2010 y sobre la que está basado BlackBerry OS 10 y cuyo máximo exponente fueron sus tablets Playbook que tan poco éxito tuvieron.

Apple y Google quieren mostrar sus sistemas, y les da igual la plataforma

Pese a esto, el kernel de QNX ha seguido siendo utilizado por diferentes industrias y ha sido adoptado por marcas como General Motors, BMW, Audi-Volkswagen y ahora Ford. Por su parte, Apple, y después google, en lugar de pelear por integrar su iOS o Android en los coches, han hecho compatibles estos con QNX así como con el sistema que utilizan otros fabricantes como PSA/PEugeot-Citroën, Renault-Nissan, Hyundai, etc., que está basado en Linux.

Lo cierto es que esto es un movimiento inteligente tanto de Apple como de Google, que independientemente del sistema que lleven los coches, es un simple medio para mostrar en pantalla sus interfaces y a través de los controles de voz y mandos del coche, sus servicios.

Microsoft no quiere perder el tren

Algo que lejos de dejar fuera a Microsoft, tampoco ha pasado desapercibido por los de Redmond que si buen pierden algo de fuelle como software para los coches, sus Windows Phone son completamente compatibles con estas nuevas plataformas. Lo irónico del asunto, y que demuestra que en Microsoft hace tiempo que abandonaron la idea de que Windows Embedded era el futuro, es que sus nuevos smartphones no son compatibles con los sistemas basados en esta plataforma y si lo serán con los siguientes modelos de Ford.

Normas