Una estimulación eléctrica de los nervios de la cabeza permitiría cambiar nuestro humor
Tu smartphone será capaz de cambiar tu estado de ánimo con solo apretar un botón Ampliar foto

Tu smartphone será capaz de cambiar tu estado de ánimo con solo apretar un botón

¿Problemas de mal humor? Esto podría acabar dentro de apenas unos meses gracias a un nuevo wearable que está prácticamente desarrollado y que se ha bautizado como Thync. Este dispositivo pretende, mediante estimulación eléctrica y una serie de electrodos conectados a un teléfono, cambiar el estado de ánimo con solo pulsar un botón en éste. Tal y como indican sus propios creadores, esta “descarga eléctrica” tiene un efecto energizante, algo así como ocurre con las bebidas energéticas como Red Bull. No obstante, este no sería su único uso ya que el dispositivo es capaz de producir también un efecto calmante potente.

Uno de los colaboradores encargados de la revista del MIT ha conseguido probar el dispositivo y las conclusiones han sido claras. “Cuando lo probé me sentí relajado pero también lúcido, como si hubiera meditado o recibido un buen masaje. El efecto tardó unos minutos en aparecer pero luego se prolongó durante unos 45 minutos, aunque esto varía de una persona a otra”, añade.

Thync anunció hace unas semanas que recibió 13 millones de dólares de financiación por parte de diversos inversores de riesgo, algo que sobre todo se ha hecho realidad gracias al gran porcentaje de éxito de todos los test que se han realizado últimamente. Por ejemplo, en un estudio financiado por la empresa a 100 personas consiguieron aportar un alto grado de confianza a los usuarios a través de los efectos calmantes de este invento. En otra serie de pruebas entre 2.000 personas consiguieron resultados satisfactorios en dos de cada tres, por lo que queda claro que la aplicación es bastante interesante.

El dispositivo utiliza una forma de estimulación transcraneal de corriente directa (TDCS). Si bien puede sonar algo “extraño”, simplemente se trata de una corriente eléctrica apenas perceptible que se aplica a la piel detrás de la oreja para conseguir el primero de los efectos explicados anteriormente, o en la sien y parte posterior del cuello para el efecto relajante. El siguiente paso de esta investigación es el de conseguir conducir, a través de la tecnología de ultrasonidos, tratamientos para transtornos psiquiátricos o incluso otros síntomas como los temblores del Parkinson.

A partir de 2015 el dispositivo de estimulación estará disponible a un precio aún desconocido. ¿Te interesaría cambiar de humor siempre que quisieras con la simple pulsación de un botón?

Normas
Entra en El País para participar