Estudio desvela características que no suele tener un emprendedor

Si tu negocio depende del trabajo en equipo y de la iniciativa individual, deberías considerar que el mostrarte un poco más receptivo a las ideas, necesidades y sentimientos de los demás podría ayudarte a alcanzar tus objetivos más eficazmente.

Estudio desvela características que no suele tener un emprendedor

Resulta fácil nombrar las habilidades y características propias de los emprendedores de éxito: el optimismo, la capacidad para el trabajo duro, la persuasión, el liderazgo, la responsabilidad personal y el sentido de orientación hacia los objetivos, entre otras.

Sin embargo, ¿qué no se les da tan bien a las personas emprendedoras? Bill J. Bonnstetter, experto en valoración personal en TTI Performance Systems, publicó un artículo en 2013 en el Harvard Business Review, en el que identificaba cuatro rasgos comunes de los que carecen los emprendedores en serie:

La empatía. Los emprendedores suelen crear los productos y empresas para satisfacer necesidades o resolver problemas, pero su compromiso tiene, por lo general, una base intelectual o de mercado - no a nivel personal. "Actúan con la esperanza de conseguir un beneficio de esa inversión", dice Bonnstetter, no para hacer amigos o mejorar las relaciones personales. Pero la empatía es un atributo clave si se desea ser un líder eficaz.

El autocontrol. Según Bonnstetter, "las personas con mentalidad empresarial no son competentes en la gestión de sí mismos ni de su tiempo", dice. "A menudo necesitan ayuda de asistencia personal para las tareas cotidianas y tienen que contratar o delegar en alguien que domine esas competencias”.

La planificación y organización. No es que los emprendedores sean más impulsivos que los demás; pero son tan propensos a iniciar nuevas tareas y están tan inmersos en todo lo que hacen, que si tuvieran que planificar y organizar cada tarea o reunión, nunca harían nada. De nuevo, se ven obligados a delegar en alguien de confianza. Para Bonnstetter, contratar a un ayudante en los temas de agenda, organización de reuniones, etc, puede ayudar a superar estas deficiencias y lograr una mayor eficiencia.

La capacidad para resolver problemas analíticos. Los emprendedores son tan tendentes a la acción, que suelen tomar decisiones rápidas. "Por su naturaleza, no tienen tiempo para recopilar y analizar datos", afirma Bonnstetter. Los emprendedores se centran en la creación y promoción de su visión, y contratan a otras personas para que se ocupen de las estrategias a llevar a cabo y de los detalles.

La empresas de Bonnstetter identificaron estas lagunas en las habilidades de los emprendedores en serie comparando a un grupo de ellos con un grupo de control compuesto por 17.000 personas, y fueron evaluadas 23 importantes aptitudes relacionadas con el trabajo.

Este artículo es una adaptación del texto original publicado por Rick Spence en Financialpost