Monthisa les comercializa el 31% de la cartera por 36 millones

H.I.G. y Sareb impulsan la venta de los inmuebles de su fondo ‘Toro’

Uno de los inmuebles de la cartera 'Toro' que comercializa Monthisa en Marbella.
Uno de los inmuebles de la cartera 'Toro' que comercializa Monthisa en Marbella.

Los 1.690 inmuebles incluidos en Proyecto Toro (Project Bull), la primera gran cartera que vendió Sareb, en julio de 2013, están siendo objeto de una renovada campaña comercial de ventas con el objetivo de rentabilizar el fondo en el que fueron depositados, que está participado al 51% por H.I.G. y al 49% por Sareb. Monthisa, la inmobiliaria a la que se ha encargado su comercialización, ha logrado vender el 31% de la cartera a cierre de agosto por más de 36 millones de euros y ha apalabrado transacciones por siete millones más.

El lote Toro, concretamente, está compuesto de 939 viviendas –repartidas fundamentalmente entre Andalucía, Canarias y la Comunidad Valenciana–, 750 garajes y trasteros y un local comercial. Una cartera que fue valorada en unos 100 millones de euros y por la que pujaron otros grandes fondos internacionales como Lone Star, Cerberus, Apollo, Colony o Fortress. Fue finalmente el fondo de capital riesgo H.I.G., sin embargo, quien se adjudicó la cartera aprovechando la nueva figura del fondo de activos bancarios (FAB).

Se trata de un novedoso instrumento financiero, exclusivo de Sareb, que resulta muy atractivo fiscalmente porque tributa al 1% y exime del impuesto de sociedades a los inversores no residentes en España. Más allá, en este caso concreto, la participación de Sareb al 49% permite reducir el coste para el inversor de control y supone una suerte de joint venture para el llamado banco malo.

La gestión comercial se ha dejado en manos de Monthisa, entre cuyas líneas de negocio se incluyen la promoción, el área residencial, el arrendamiento de oficinas o la explotación de establecimientos hoteleros. Como parte de su labor en torno a la cartera Bull, Monthisa pondrá en marcha jornadas de puertas abiertas el viernes y el sábado para dar a conocer una promoción en River Garden Golf Site, en Marbella, con inmuebles de dos y tres dormitorios desde los 177.800 euros.

La compañía ya realizó iniciativas similares en otras regiones, “desde Benicarló (Castellón) hasta Estepona (Málaga)”, y ha presentado la cartera en ferias inmobiliarias como Sima. Bajo el objetivo de saldar el grueso de la cartera en tres años, la firma ultima también la comercialización de 70 viviendas a estrenar en un edificio de Sebastián Elcano, 36, en Madrid, a la vez que se inicia la construcción de 42 viviendas en López de Hoyos, 127, también en la capital. En paralelo, una pequeña parte de la cartera permanece en alquiler temporalmente.

Un reclamo adicional para los interesados en esta y otras carteras de Sareb es que el comprador particular está exento del pago del impuesto de actos jurídicos documentados. Una tasa que puede variar entre el 0,75% sobre el precio de adquisición del inmueble de la Comunidad de Madrid, o el 1,5% que llega a alcanzar en Cataluña o Andalucía.

Nuevos proyectos del ‘banco malo’

En los primeros seis meses del año, Sareb ha logrado vender 8.100 viviendas, lo que equivale a un ritmo de ventas de 45 propiedades al día frente a las 30 que tenían previstas. A la espera de ver el impacto que tendrá para sus cuentas la nueva metodología contable impuesta por el Banco de España, que le obligará a retasar toda su cartera, la sociedad está centrada en seguir dinamizando la actividad comercial de todas sus áreas. Entre otras iniciativas en marcha, Sareb trabaja en el llamado Proyecto Agatha, en el que se incluyen préstamos ligados a viviendas de protección oficial (VPO) e inmuebles en sí. Por otra parte, el banco malo ultima la operación Kaplan por la que tratará de ir colocando un millar de euros en préstamos medianos entre diferentes compradores.