Se produce un incremento del número de empleos en tasa interanual por vez primera en siete años

Datos de paro: la EPA mostrará un avance de 200.000 ocupados en el trimestre

La Encuesta de Población Activa (EPA)revelará hoy que en los últimos 12 meses se ha registrado incremento del empleo, la primera vez que ocurre en tasa interanual desde que se inició la crisis. Eso supone que en los tres meses últimos (abril, mayo y junio) el número de ocupados ha avanzado en más de 200.000 personas (podría acercarse a las 300.000), y que el número de parados se ha reducido por vez primea en la crisis también de forma consistente. El número de activos ha proseguido su repliegue, como hace desde hace dos años ante la falta de expectativas de encontrar empleo.

Estas conclusiones son fruto de cálculos realizados por este periódico en base a la evolución reciente del registro de paro, de la afiliación a la Seguridad Social y de estimaciones de varios analistas e instituciones económicas. Tales cálculos elevan el número de ocupados en España en el segundo trimestre del año por encima de los 17 millones, frente a los 16,95 millones del primer trimestre de este año recogidos por la encuesta de Estadística publicada en abril. El cálculo que este mismo miércoles ha avanzado el Banco de España asegura que el avance interanual del empleo en el segundo trimestre habría sido del 0,4%, lo que supone un incremento de unos 68.000 ocupados sobre los computados hace justo un año. Así, el empleo ahora, al terminar junio, sería de unos 17.228.000. Eso supondría que el avance en el trimestre sería de 278.000.

El registro de afiliación y cotizantes de la Seguridad Social asegura que en los tres últimos meses computados, los de abril, mayo y junio, el número de cotizantes empleados se ha incrementado en 388.707 de forma nominal, y solo en 118.966 desestacionalizando los datos. Pero observando el cómputo anual, para utilizar el mismo criterio del Banco de España en sus estimaciones publicadas esta semana en el Boletín Económico de julio, el crecimiento nominal de afiliados en los últimos doce meses es de 291.000, y de 289.000 con el cómputo filtrado de variaciones estacionales.

Por tanto, cualquiera de los dos cálculos es coherente con la estimación del Banco de España y permite asegurar que hay crecimiento de empleo trimestral de más de 200.000 puestos de trabajo, y hay muchas probabilidades de que el avance interanual sea positivo por vez primera en los últimos siete años. (Solo lo había sido puntualmente en el último trimestre de 2013, pero medido de forma desestacionalizada). La pérdida de empleo comenzó en el año 2008, con una caída del 0,5%, que se intensificó hasta una pérdida del 6,7% en 2009, y tras una suavización en los años siguientes, volvió a caer con fuerza en 2012 (4,3%).

El comportamiento del paro es más errático, puesto que es una variable que se salda entre el número de activos en el mercado de trabajo y aquellos del colectivo que tienen empleo. El resto es el número de desocupados. En condiciones normales se habrá producido una caída notable del número de activos en el segundo trimestre del año, tal como las propias cifras de población advierten, tanto la nativa como la extranjera, lo que podría engordar más el descenso del desempleo. Pero la tasa de paro está doblemente condicionada, puesto que es la relación entre activos y parados; lo lógico es que haya menos parados, pero también sobre una población activa menor, lo que se puede enjugar en términos de tasa la caída.

Al final del año el avance del empleo será superior en tasa relativa, y podría superar al 1% o incluso al propio crecimiento del PIB. Los cambios en la normativa laboral, la presión de la crisis y el ajuste de los costes laborales han abaratado tanto el factor trabajo que se hará un uso más intensivo de él, y las empresas, demasiado estresadas en términos de plantilla con la crisis, contratarán con avidez en los primeros trimestres de la recuperación; provocará, en definitiva, una pequeña explosión del empleo. Asempleo asegura en su último informe sobre el comportamiento del mercado de trabajo que en el tercer trimestre del año avanzará a tasa del 1,2%.

Otra cuestión discutible es la calidad del empleo. Pero eso, lo veremos mañana.