Marzo termina con 5,93 millones de parados

EPA: leve bajada del paro, fuerte caída en el empleo entre enero y marzo

La salida de la crisis se sigue antojando complicada a la vista de las cifras del paro. Tras el susto del último trimestre de 2013, que mostró una inesperada caída en el empleo, el primer cuarto de 2014 se ha saldado con la pérdida de 184.600 puestos de trabajo, según datos de la EPA.

Es el mejor dato para un primer trimestre desde 2008, pero es también un nuevo mínimo para la ocupación, que baja de los 17 millones de personas, algo que no sucedía desde finales de 2002. Además, también se ha destruido empleo en términos interanuales, casi 80.000 personas, algo más del 1%.

En cuanto a la tasa de paro, la Encuesta de Población Activa refleja que hay 5,933 millones de personas que quieren trabajar y no pueden. Son 2.300 menos que el trimestre pasado debido al descenso de 187.000 personas en la población activa. La tasa de paro queda, así en el 25,93%, dos décimas más que el trimestre anterior.

La caída de la población activa se debe, sobre todo, a personas que dejan de buscar trabajo porque no esperan encontrarlo o a personas que salen del país, tanto emigrantes que se marchan como inmigrantes que regresan a su origen. De hecho, en el último año la población activa se ha reducido en más de 400.000 personas, según la EPA. Este trimestre ha recogido la mayor caída en la población activa en la serie histórica del INE que arranca en 2002.

Destrucción de empleo

El empleo ha caído con fuerza en todos los sectores: servicios (126.000 trabajadores menos), industria (42.200) y construcción (48.200) y solo ha aumentado en agricultura. Andalucía es la comunidad con mejor resultado en términos de empleo, con 41.700 trabajadores más. Cae el empleo en Valencia, Cataluña y Baleares.

Además, se han perdido 51.600 empleos indefinidos y 112.400 temporales, además de 20.300 empleados por cuenta propia. Por otra parte, el primer trimestre ha recogico un aumento del empleo púlbico en 11.100 personas: la destrucción en el sector privado ha rozado las 200.000 personas.

Durante el trimestre crecieron en 53.100 los hogares españoles que tienen todos sus miembros en paro. Son casi dos millones, aunque son menos que hace 12 meses. Los hogares donde todo el que quiere trabajar lo hace caen en 27.900.

Con todo, perder el trabajo en el primer trimestre de 2014 (el periodo del año donde más crece el paro en España) ha sido más improbable este año que en los últimos ocho años: 818.000 de personas que estaban empleadas en diciembre están ahora en paro (otras 420.000 están inactivas), la menor cifra desde 2008. Pero, para quien está en el paro, econtrar trabajo no es más sencillo que antes: la salida del paro es similar a la de años anteriores para estas fechas: algo menos de 800.000 personas.

El desánimo de los parados se nota en el creciente porcentaje de inactivos que proceden del desempleo: 781.000 personas que estaban paradas en diciembre ahora están inactivas (si bien esta inactividad no es definitiva; pueden volver a buscar trabajo). En otras palabras, hay tantos parados que encuentran trabajo como parados que dejan de buscarlo. Algo que concuerda con el muy elevado porcentaje de parados de larga duración: son un total de 2,226 millones, 104.000 más que el trimestre anterior y el 37,5% del total de parados.

Temporalidad y paro juvenil

La temporalidad ha remitido levemente en el trimestre, al pasar del 23,65% al 23,13%. En España hay casi 14 millones de asalariados (160.000 menos que a diciembre), de los que 3,22 millones tienen contrato temporal. Los indefinidos han caído en 51.600 y los temporales en 112.400 en tres meses. En términos interanuales, no obstante, se han destruido 210.000 empleos fijos y han aumentado en 150.000 los temporales, subiendo la tasa casi dos puntos.

El paro entre los jóvenes de 16 a 24 años ha disminuido en 25.700 personas en el primer trimestre del año respecto a los tres últimos meses de 2013, si bien este dato está distorsionado por la caída de la población activa. Entre 16 y 24 años el empleo ha caído en 38.000 personas. Las únicas franjas de edad en las que se crea empleo son la de 16 a 19 años y de 50 a 54. La tendencia al aumento del empleo entre personas más mayores se concentra, casi exclusivamente, en las mujeres.

La destrucción de empleo se ha cebado, también, en los extranjeros: la ocupación ha caído un 4,55% en términos interanuales en el trimestre y en un 9,23% en 12 meses, plazo en el que se cuentan 180.000 parados más. De hecho, entre la población española el empleo ha aumentado en 100.000 personas en 12 meses.