Isidoro Sánchez Tejado, business angel de la Red de Inversores del IESE
Isidoro Sánchez Tejada
Isidoro Sánchez Tejada

“Emprender no es para todo el mundo”

¿Qué objetivos persigue la colaboración del IESE con Madrid Emprende y Citi Foundation?

Es una iniciativa que tiene como objetivo formar a emprendedores que quieren o están empezando a internacionalizar su empresa. Esta iniciativa es un claro ejemplo de como todo el mundo puede contribuir socialmente en algo tan importante como es ayudar a los emprendedores. Lo que han hecho el IESE, Madrid Emprende y Citi Foundation me parece un ejemplo a seguir por aquellas instituciones y empresas que quieran poner su granito de arena en algo tan importante como es ayudar a los emprendedores para que puedan crear puestos de trabajo.

En España los casos más recientes de proyectos de emprendimiento exitosos corresponden a personas con un titulo universitario y un posgrado.

¿Qué les enseñan en el curso de ayuda a emprendedores?

Dado que el curso es para emprendedores con una clara vocación internacional se combina el método del caso con experiencias prácticas de internacionalización y normativa de comercio exterior. Con el método del caso se pretende que los emprendedores vean, sobre la base de ejemplos reales, la importancia que tienen cosas como el modelo de negocio, el pitch, el networking o la financiación para el crecimiento; así mismo, se insiste en la importancia del análisis cuantitativo para la gestión de las empresas.

¿Cuál es la formación más adecuada para que un emprendedor lleve a buen puerto su proyecto?

Una de las cosas que pedimos los inversores a un emprendedor es que conozca el sector en el que va a desarrollar su proyecto. Por lo tanto, la formación más importante es la que se adquiere por efecto osmosis trabajando con personas que puedan aportar el conocimiento y la experiencia de un sector o de un mercado concreto. Digo personas y no empresas, porque muchas veces depende de las personas con las que te toque trabajar y su motivación o voluntad de transmitir esos conocimientos. En segundo lugar, y dado que suele haber una carencia de conocimiento de los aspectos más cuantitativos de la gestión, recomendaría un tipo de formación donde se haga hincapié en estos aspectos.

Hay una leyenda urbana que dice que para triunfar en el mundo del emprendimiento hay que ser muy joven y haber dejado la universidad o no haberla pisado nunca…

No deja de ser una leyenda urbana que no se corresponde con la realidad motivada por excepcionales casos de éxito como los de Billy Gates, Steve Jobs y algún otro. En Estados Unidos, la media de edad de los emprendedores es de 40 años y la mayoría tiene formación universitaria. En España los casos más recientes de proyectos de emprendimiento exitosos corresponden a personas con un titulo universitario y un postgrado.

¿Cuáles son las principales causas de fracaso de un proyecto de emprendimiento?

Las principales causas de fracaso en un proyecto de emprendimiento son: lanzar un producto o servicio que el mercado no acepta o no quiere para nada, la falta de financiación y los problemas con los socios y con el equipo.

¿Es emprender una moda que pasará o está para quedarse?

Se está produciendo un cambio cultural en España muy importante con el fenómeno del emprendimiento, está calando, sobre todo en los jóvenes, y está transformando la sociedad. Antes había un porcentaje importante de jóvenes que quería ser funcionario, ahora muchos quieren ser emprendedores. Sin lugar a dudas, el emprendimiento está aquí para quedarse.

¿Ha desviado la crisis a muchos jóvenes hacia el mundo de la empresa sin que tuvieran una clara vocación? ¿Es esto bueno?

Dentro de los emprendedores los hay vocacionales y los hay circunstanciales. Una crisis como esta obliga a muchos a emprender por necesidad, pero el índice de aciertos o fracasos no es mejor ni peor entre los emprendedores vocacionales y los circunstanciales que lo hacen por necesidad. En general, considero muy positivo este movimiento emprendedor, aunque es cierto que no todo el mundo está preparado para un reto tan duro como es emprender.

¿En su faceta de inversor o business angel qué es lo que más valora de un proyecto?

El equipo y, dentro del equipo, la persona que lo va a dirigir. En segundo lugar, el proyecto y, dentro del proyecto, el producto y su diferenciación, el mercado potencial y la escalabilidad. Si un proyecto de emprendimiento no es escalable será difícil encontrar financiación.

¿Qué consejo daría a alguien que quiera emprender?

Le recomendaría que no se precipite y siga un cierto orden: que averigüe si existe un problema que valga la pena resolver; que empiece a definir la solución; que construya la solución, y que haga escalable la solución. Hay muchos emprendedores que se lanzan a construir la solución completa sin haber salido al mercado a preguntar si eso que están desarrollando tiene algún sentido, y tener sentido significa que es vendible, porque es mucho mas difícil vender que construir un producto. Si en cualquiera de estos pasos el mercado rechaza el proyecto, mejor dejarlo. Hay un principio fundamental del emprendimiento y es que si hay que fracasar que sea cuanto antes. Esto parece duro, pero es muy pragmático, porque ahorras tiempo y dinero.

En su opinión ¿cuáles son las principales cualidades de un emprendedor?

Las resumo en dos que considero las más importantes: tener espíritu de sacrificio y ser capaz de asumir riesgos. Si alguna de ellas falta, mejor dedicarse a otra cosa.